Digital

Este será el año de los pagos a través del móvil en España

El pago a través del móvil comienza este 2018 su imparable ascenso

La tecnología de pago a través del móvil verá este 2018 incrementado su uso de forma exponencial. El 47% de las transacciones que se hacen en España de pago móvil corresponden a CaixaBank.

pagoEste 2018 será el año del despegue de la tecnología de pago a través del teléfono móvil. Aunque los usuarios todavía ven extraño no tener que sacar la tarjeta de crédito o el monedero para efectuar las transacciones, el 95% de los datáfonos de España ya se encuentran adaptados a esta nueva tecnología. Y la generalización de la tecnología NFC (la que debe poseer el terminal móvil para realizar los pagos) es una barrera fácil de derribar, teniendo en cuenta que los españoles renuevan su dispositivo cada año y medio, según Joan Morlà, consejero delegado de CaixaBank Payments.

Morlà, que pronostica un crecimiento exponencial, asegura: "La gran barrera para el pago con móvil es psicológica, es un tema de hábitos". Y los clientes de CaixaBank parecen ser más proclives que otros a hacer este cambio de hábitos. Según los datos de abril, el 47% de las operaciones totales en España han sido realizadas por clientes de esta entidad. En total, 505.000 clientes de CaixaBank ya tienen sus tarjetas vinculadas a los dispositivos móviles, según Expansión.

Esta tendencia no dejará de aumentar, según Morlà, aunque todavía no ha llegado el momento de la desaparición de las tarjetas de plástico. Su objetivo es que, para finales de 2018, el 5% de todos los pagos ya se realice con el teléfono, aumentando hasta el 20% o el 25% en un plazo de entre cuatro y cinco años.

Durante estos primeros cuatro meses del año, la entidad ha procesado 8 millones de operaciones de pago por móvil, lo que equivale al 2,3% de las compras realizadas con tarjeta. Todavía se trata de datos tímidos, pero la evolución es innegable. Hace un año, ni siquiera alcanzaba el 0,4%. El importe medio de estos pagos es levemente inferior al medio (30 euros frente a los 45 de los pagos con tarjeta física).

De estas compras, un cuarto se realizan en tiendas de alimentación, frente a un 23% en restaurantes y un 11% en comercios minoristas. El resto se reparte entre todo tipo de establecimientos.

Los pagos dependen de los acuerdos que mantengan las entidades con los diferentes sistemas de pago. Samsung Pay actualmente se acepta por Abanca, CaixaBank e imaginBank, El Corte Inglés, Banco Sabadell, Openbank, Banco Santander y WiZink. Apple Pay, por otro lado, se acepta con Bankinten, CaixaBank e imaginBank, Caja Rural, Evo Bank, Santander y N26, aunque la compañía de Cupertino asegura que pronto se sumarán BancaMarch, Bankia, BBVA y Banco Sabadell. En cambio, Android Pay solo está disponible para BBVA, Openbank y N26.

CaixaBank mantiene convenios con las tecnologías de pago desarrolladas por Apple y Samsung, además de suscribir recientemente un acuerdo con Garmin Pay. "Claramente, los fans de Apple son los más avanzados en pagos móviles. Es un tipo de cliente que acepta más rápido las nuevas tecnologías", señala Morlà. De los clientes de la entidad que ya hacen pagos a través de su móvil, el 65% lo hacen con Apple, frente a un 35% que utiliza Android. Pero también se utilizan otros dispositivos, como pulseras o relojes inteligentes.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir