Digital

Trump y Macron llegan a un acuerdo

El plan de Pedro Sánchez se mantiene: se queda con su 'tasa Google' (por ahora)

La idea inicial del Gobierno español era desafiar a Trump y mantener su famoso impuesto. Sin embargo, el pacto galo-estadounidense ha abierto una nueva alternativa al PSOE que le ayudaría a seguir con su plan con modificaciones mínimas.

tasa google

Francia y Estados Unidos ya han llegado a un acuerdo para eliminar su impuesto digital. Parecía que Pedro Sánchez se quedaría solo ante el peligro pero, tras la conversación de Macron y Trump, el líder del Ejecutivo se plantea copiar al país vecino con una tasa Google 'a la francesa'.

El pacto entre los dos gobiernos, según recoge El Economista, establece que Estados Unidos no impondrá nuevos aranceles a los vinos franceses por su impuesto a los servicios digitales. Esto no le va a salir gratis al Elíseo que se ha comprometido a devolver a las empresas (gran parte de ellas estadounidenses -Google, Amazon, Apple, Facebook-) todo lo recaudado anteriormente de forma retroactiva, una vez entre en vigor el nuevo sistema de tasación planeado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Esto quiere decir que el Gobierno español variaría levemente el impuesto digital para igualar el pacto galo-estadounidense. La idea inicial de Sánchez era desafiar a Trump y mantener su famosa tasa Google. Sin embargo, las últimas novedades han abierto una nueva alternativa al PSOE que le ayudaría a seguir con su plan con modificaciones mínimas.

Como señala el medio, mantendría en el 3% (o por debajo) la tasa por la venta de datos obtenidos a partir de información proporcionada por el usuario, por operaciones en servicios de publicidad dirigida en línea y servicios de intermediación en línea. Este mismo porcentaje es el que había establecido el gobierno francés, ratificado por el Senado francés el 11 de julio, y que variará según lo que apruebe la OCDE a nivel internacional.

Esto parece vislumbrar que el Gobierno de Sánchez se sumaría a un futuro acuerdo propuesto por la OCDE o por la Unión Europea, aunque aún lo toman con cautela ya que el acuerdo no está ni redactado.

Hay que dejar claro que la propuesta de Pedro Sánchez, que incorporó en su programa electoral y que envió a la Comisión Europea como parte de su programa Programa de Estabilidad  el pasado mes de julio, aún no ha comenzado a legislarse al encontrarse el Gobierno en funciones.

Se presupone que, tras un acuerdo de gobierno o una victoria en futuras elecciones, harían que este impuesto viera la luz. Eso sí, para ello tienen que cumplirse unas variables que no son seguras y que alargan en el tiempo el proceso. Por lo que la famosa tasa Google de Sánchez -o un futuro acuerdo- están aún en el aire.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir