Digital

La cantante Taylor Swift utiliza la tecnología para mantener a raya a sus "haters"

El reconocimiento facial, la nueva herramienta anti acoso de Taylor Swift

La cantante Taylor Swift ha puesto en marcha, de forma experimental, un sistema de reconocimiento facial para detectar posibles "stalkers" en sus conciertos.

taylor

La seguridad se ha convertido en uno de los grandes temas de este 2018. Y no solo para las grandes empresas que recopilan millones de datos de sus usuarios, sino también para los artistas para quienes las redes sociales se han convertido en un arma de doble filo.

Y es que, si por un lado plataformas como Twitter o Instagram son una vía directa de comunicación con sus fans y les permiten estrechar lazos con sus seguidores, esta cercanía también puede jugar en su contra, favoreciendo a aquellos "haters" y "stalkers" y a sus malas intenciones.

En un momento en el que la sociedad está cada vez más dividida y el posicionamiento de las figuras públicas es más evidente que nunca, las opiniones de cantantes o actores no son del agrado de todo el mundo.

Las amenazas y los insultos han aflorado en todos los rincones del social media, un entorno en el que el anonimato ha sido la norma y el control de este tipo de perfiles ha sido escaso.

Ante estas situaciones de peligro, el reconocimiento facial se presenta como una de las herramientas más útiles para garantizar la seguridad de los cantantes en sus apariciones públicas y conciertos.

La primera en probar los beneficios de esta tecnología ha sido Taylor Swift durante el espectáculo que ofreció el pasado 18 de mayo en Rose Bowl. Según informa Rolling Stone, se instaló en el recinto un kiosko display que registraba las caras de todos los asistentes que pasasen por delante de él.

Esa información recolectada se enviaba posteriormente a un centro de datos ubicado en Nashville en donde se cruzaron con los recogidos sobre stalkers de otros cantantes reconocidos.

Aunque esta prueba se ha realizado de forma experimental genera muchas dudas en torno a la privacidad y al tiempo que la compañía encargada de la tecnología guarda esos datos.

No obstante, Swift no ha sido la única en poner en marcha estas tecnologías. Ticketmaster acaba de invertir en la startup Blink Identity dedicada a la construcción de sensores capaces de identificar gente caminando a gran velocidad en menos de un segundo.

El objetivo es aplicar este sistema para agilizar las entradas en los recintos de conciertos, sobre todo, de aquellos usuarios poseedores de entradas VIP.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir