líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El retargeting en los anuncios online es

Digital Marketingretargeting

El retargeting en los anuncios online es "criptonita" que mata las compras en el 55% de los casos

retargetingA los anunciantes les encanta el retargeting aplicado a la publicidad online, pero lo cierto es que los internautas no derrochan tanta pasión como ellos por esta fórmula publicitaria. Así lo concluye al menos un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por la empresa de publicidad display InSkin Media y la agencia Rapp Media.

Pese a la especial querencia de los «marketeros» por el retarging, esta fórmula publicitaria desanima al 55% de los consumidores a la hora de adquirir productos y servicios en internet.

En realidad, sólo el 10% de los 1.600 consumidores entrevistados por InSkin Media y Rapp Media confiesan sentirse más predispuestos a comprar algo después de ver un mismo anuncio repetidamente en la red de redes.

El 53% de los internautas admite este tipo de anuncios resultan a priori interesantes, pero cuanto más se repiten, más se trasforma el interés suscitado inicialmente en frustración y enfado.

Cuando el internauta ve un mismo anuncio 10 veces, se despierta en él un sentimiento de “enfado”, mientras que si lo ve hasta 5 veces no puede evitar sentirse “molesto”.

No obstante, el nivel de enfado y molestia del internauta se reduce considerable si los anuncios están emplazados en webs relacionadas con el producto o servicio promocionado. No en vano, en este tipo de webs, las probabilidades de que la publicidad termine siendo percibida positivamente aumentan en un 40%.

Más allá de su relación o no con el producto anunciado, la calidad de la web juega también un importante papel en el nivel de aceptación del retargeting aplicado a los anuncios online. El internauta está un 37% más receptivo a hacer clic en estos anuncios cuando están emplazados en webs que son de su confianza.

 

El chico de Facebook que quería que todo el mundo se llevase bienAnteriorSigueinteLos chicos sin camiseta de Abercrombie & Fitch o cómo del pecho al aire al despecho hay sólo un paso

Noticias recomendadas