Digital

El sistema Do Not Track finalmente llegará pero no como se había pensado

do not trackParece que ha pasado una eternidad desde que en diciembre de 2010, Jon Liebowitz, presidente de la Federal Trade Commission, sorprendiese a la industria de la publicidad digital solicitando un sistema Do Not Track universal.

Desde ese momento, los expertos en privacidad y tecnología del World Wide Web Consortium (W3C), comenzaron un largo y tedioso proceso para idear un sistema estandarizado que pudiesen utilizar los usuarios de internet.

Durante este periodo, la Digital Advertising Alliance (DDA por sus siglas en inglés), ha creado su propia herramienta. El sistema obrado por la DAA permite a los usuarios optar por la orientación de los anuncios. Aparece representado por un icono triangular azul que seguramente haya podido ver en infinidad de anuncios de display en distintas webs. Al hacer clic en el citado icono azul, los usuarios pueden obtener más información sobre las empresas que están haciendo un seguimiento de ellos permitiendo la opción de no recibir anuncios orientados.

En un par de semanas, el W3C presentará su mecanismo técnico para los servidores web y navegadores a través del que estos pueden comunicar sus preferencias para saber si sus hábitos de navegación e interacciones online son rastreados por terceros.

“Hemos decidido que vamos a sugerir lo que creemos que es un enfoque razonable”, para la recopilación de datos, afirma Justin Brookman, co-presidente del grupo encargado del proyecto en W3C. “En un principio, el objetivo era conseguir un amplio consenso entre la industria y los defensores de un régimen para limitar el seguimiento a través de los distintos sites a petición del usuario”, explican desde la International Association of Privacy Professionals.

“Por distintos motivos, nunca se llegó a un consenso y hoy en día el sistema Do Not Track no existe de una forma estandarizada sino como un mecanismo para la transparencia y el cumplimiento de las preferencias del usuario”, destacan desde el citado organismo.

“Los defensores de la privacidad han advertido desde hace tiempo que el fracaso de la industria a la hora de autorregularse obligaría a los consumidores a bloquear los anuncios”, ha destacado Brookman. “Si las empresas no están dispuestas a aceptar solicitudes para detener el seguimiento, la gente buscará otras maneras de detener este rastreo. Como el apoyo al Do Not Track se ha desvanecido, el bloqueo de la publicidad online ha aumentado de forma espectacular”, recalca con preocupación Brookman.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir