Digital

Las trabas del pago de la "tasa RTVE" por parte de las plataformas de streaming

El streaming audiovisual se prepara para evitar la "tasa RTVE"

A pesar de la buena salud de sus negocios en suelo europeo, las plataformas de streaming no parecen estar dispuestas a acatar la "tasa RTVE" que pretende imponer el Gobierno.

streamingEl crecimiento de los servicios de streaming en nuestro país ha llevado al Gobierno a sopesar la posibilidad de que estos agentes del mercado paguen un impuesto que, entre otras cosas, ayude a financiar la televisión pública.

Esta propuesta se dirige a igualar las condiciones de todos los players del mercado audiovisual, sometidos a la directiva europea que obliga a la aportación de hasta el 3% de los ingresos brutos anuales como apoyo a la cultura y producción audiovisual del continente.

Una tasa que ha recibido enormes críticas por parte tanto de las cadenas como de los operadores de telecomunicaciones que llevan años recurriendo a la justicia para evitar el pago. Mucho menos les gustará a los recién llegados esta imposición y, parece que el Gobierno no tendrá nada fácil sacar el proyecto adelante.

Además de la dura oposición que se espera por parte de estas compañías, que ya comienzan a reforzar sus departamentos de relaciones públicas con vistas a una posible negociación con el Ejecutivo, el hecho de que tanto Netflix, como HBO o Amazon Prime tengan sus sedes europeas en países como Holanda, Suecia o Reino Unido, respectivamente, dificulta cuantificar los resultados de negocio en suelo español.

Así, la falta de transparencia y de regulación en el mercado OTT será una de las principales barreras para un Gobierno que, de no solucionar antes estos problemas, tendrá serias dificultades para exigir el pretendido pago de la tasa.

Lo que sí parece claro es que todas ellas continúan una carrera ascendente en territorio europeo donde, entre 2016 y 2017, tanto Netflix como HBO han duplicado e incluso triplicado sus cifras de ingresos.

Así, Netflix cerró el 2017, con unos ingresos de 3.779,4 millones de euros, un 130% más que en 2016 cuando alcanzó 1.640,1 millones. Aunque los gastos no fueron menores para la compañía, de 3.260,7 millones en 2017, Netflix ha conseguido mantener su negocio en Europa donde obtuvo unos beneficios de 33,8 millones en ese año.

Por su parte, HBO sigue la misma trayectoria aunque sus cifras son algo menores. La compañía consiguió en 2017 unos ingresos de 1.314,8 millones de euros, un 113,5% más que en el año anterior, aunque en este caso, sus elevados gastos de 1.349,4 millones, llevaron a un cierre de año de pérdidas de 4,29 millones. Eso sí, una cifra mucho menor que la registrada en 2016 cuando las pérdidas alcanzaron los 68,7 millones.

Te recomendamos

Outbrain

Somos quiero

A3media

T2O

Compartir