Digital

EL SUPERMERCADO ONLINE, UNA ALTERNATIVA TODAVÍA POR EXPLOTAR EN ESPAÑA

Lo que en un principio parecía un éxito seguro, al final se ha establecido como una alternativa más que no muchos utilizan. La compra online parecía ofrecer grandes oportunidades a las entonces entusiasmadas cadenas de alimentación. Pero la realidad es que los consumidores prefieren seguir conduciendo el carrito de la compra. Alcampo, Condisline y Carrefour son algunos de los ejemplos de la situación por la que pasa la compra online en España.

Alcampo ha abandonado la venta por Internet a tan sólo un año de haberla puesto en marcha. Condisline, el pionero en la red, dejó de operar en Madrid hace un año, mientras que Carrefour facturó 32 millones de euros de sus ventas online. Mercadona es la excepción a la regla. Se incorporó al negocio virtual más tarde que el resto de sus competidores, pero ha logrado un aumento de sus ventas del 64% durante el año pasado.

El perfil del consumidor online cambia
A pesar de que el perfil medio del cliente que compra en el supermercado virtual sigue siendo mujer casada de 39 años con uno o dos hijos, el número de hombres que utilizan el servicio ha aumentado. Según datos de Caprabo, una cuarta parte de sus clientes son hombres. De todos ellos, ocho de cada diez trabaja, el 85% está casados o vive en pareja, y rondan entre los 26 y los 45 años. Por otro lado, el tiempo medio que se invierte en la compra online es notablemente inferior al que se emplea en la tienda tradicional. La mayoría de los pedidos se realiza por la mañana o por la tarde, preferentemente los lunes y los jueves.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir