Digital Marketing

Un estudio de la Universidad de Irvine

El tiempo que pasan los adolescentes con el móvil no es tan malo como parece

El estudio realizó un seguimiento de los adolescentes jóvenes en sus teléfonos inteligentes para evaluar si dedicar más tiempo al uso de la tecnología estaba relacionado con peores resultados de salud mental.

salud mental adolescentes

Parece que los adolescentes han convertido los teléfonos móviles en una extensión de su brazo, no se separan de ellos. Cabe esperar que los padres y madres se preocupen porque esto repercuta negativamente en la vida y en la salud de sus hijos, sobre todo en la mental.

Nada más lejos de la realidad. Un nuevo estudio, publicado en la revista Clinical Psychological Science y llevado a cabo en la Universidad de Irvine, recoge que el tiempo que pasan los adolescentes conectados a sus dispositivos no es tan malo como pueda parecer.

El estudio realizó un seguimiento de los adolescentes con sus smartphones para evaluar si más tiempo usando la tecnología digital estaba relacionado con peores resultados de salud mental. Los investigadores encontraron poca evidencia de vínculos entre el uso de la tecnología digital y la salud mental de los adolescentes.

Encuestaron a más de 2.000 jóvenes entre 10 y 15 años con el objetivo de saber si una mayor involucración a las tecnologías digitales podría suponer la experimentación de síntomas posteriores relacionados con la salud mental. Y, no solo eso, también han querido conocer si los adolescentes que invertían más tiempo durante el día usando la tecnología digital para propósitos más amplios se convertían en días en los que los problemas de salud mental eran más comunes. En ninguno de ellos se relacionó con peor salud mental.

Hubo pequeñas asociaciones pero fueron pequeñas y en una dirección diferente a lo que se pudiera pensar. Por ejemplo, los adolescentes que informaron de que enviaban mensajes durante sus momentos estudiando, confesaron sentirse mejor que los que enviaban mensajes con menor frecuencia.

"Puede que sea hora de que los adultos dejen de discutir sobre si los smartphones y las redes sociales son buenos o malos para la salud mental de los adolescentes y empiecen a encontrar formas de apoyarlos mejor en sus vidas offline y online", ha expresado Candice Odgers, profesora de ciencias psicológicas en la Universidad de California e investigadora en el estudio.

Te recomendamos

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir