Digital

El vídeo, próxima frontera a batir por el Big Data

Bigdata1El vídeo se ha convertido en uno de los protagonistas de nuestras vidas. Sitios como YouTube, Vine e incluso Facebook almacenan una cantidad de material en vídeo casi imposible de calcular que los usuarios suben a través de diferentes dispositivos. Con el avance de la tecnología lo cierto es que ahora tenemos la capacidad de extraer estos datos que calificaremos como visuales para obtener información valiosa.

Pero, ¿por qué en el mundo del data ha sido tan ignorado el vídeo? Si lo pensamos detenidamente, el vídeo puede darnos información de cómo actúan las personas y se relacionan con su entorno de mejor forma que muchas otras fuentes de datos. El vídeo nos proporciona información en tiempo real del comportamiento no sólo pasado sino también del presente.

Lo cierto es que los datos que contienen los vídeos almacenados en la nube están comenzando a despertar interés, Nest de Google acaba de comprar Dropcam, una empresa de cámaras de seguridad. Empresas de Silicon Valley están construyendo flotas de satélites para lanzar en la órbita de la Tierra que serán capaces de tomar miles de fotografías de alta resolución o grabar vídeos de hasta 90 segundos varias veces al día de cualquier lugar. Y cómo no, no podemos olvidarnos de los drones. Gran parte de los datos conseguidos a través de estas técnicas están siendo subidos a sitios públicos como YouTube donde cualquier persona puede acceder a ellos.

La pregunta que surge es ¿cómo podemos extraer el valor en materia de datos que contienen estos vídeos de la misma forma que lo hacemos con otras fuentes de Big Data? En primer lugar tenemos que ver más allá de los dispositivos con los que capturamos estos datos visuales y centrarnos en el software que extraerá los mismos. Hasta el momento la extracción de información y datos del material visual está basado en la simple observación humana. Pero si queremos que el vídeo se convierta en una fuente de Big Data necesitamos la tecnología capaz de analizar los mismos.

Con verdaderos análisis de vídeo se puede realizar un seguimiento de patrones de movimiento de cientos de objetos de una escena como el tamaño, forma, velocidad o la dirección de los movimientos. Este sistema nos permitiría dar respuesta a cuestiones como sí es necesario invertir en nuevas infraestructuras analizando los datos extraídos de vídeos sobre el volumen de tráfico de una ciudad o contar los asistentes a eventos o manifestaciones.

A medida que este tipo de tecnologías evolucionen y los datos aéreos y espaciales se vuelvan más accesibles se va a cambiar la forma de entender el mundo. Todos tendremos acceso a información que antes sólo estaba disponible para organismos militares y de inteligencia. Esta es para muchos, la verdadera libertad de información.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir