líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

De ChatGPT a TruthGPT; los planes de Elon Musk para la IA

Elon Musk cree que los chatbots actuales son demasiado "políticamente correctos"

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Elon Musk tiene en mente "una inteligencia artificial que busque invariablemente la verdad y trate de comprender la naturaleza del universo".

A Elon Musk, el deslenguado propietario de Twitter, la corrección política le provoca auténtica urticaria. Y cree que la corrección política que tantísimo detesta habita no solo en las entrañas de los medios de comunicación y las redes sociales sino también en los ubicuos chatbots de inteligencia artificial (IA). Por esta razón el multimillonario sudafricano se ha propuesto desarrollar una IA que busque la verdad y esté 100% emancipada de la corrección política.

Musk tiene en mente «una inteligencia artificial que busque invariablemente la verdad y trate de comprender la naturaleza del universo». El CEO de Tesla, que ha hablado recientemente de su particular visión de la IA en una entrevista concedida a Fox News, se refiere, no en vano, a la réplica de ChatGPT que tiene actualmente en el horno como «TruthGPT».

Según Musk, los chatbots actuales están siendo entrenados para ser «woke» (progres en inglés) y está dispuesto a contrarrestar la amenaza potencialmente mortal que constituye esta tecnología con su propia IA.

En el transcurso de este fin de semana ha saltado la noticia de que Elon Musk ha registrado recientemente en el estado de Nevada una empresa de inteligencia artificial bautizada con el nombre de X.AI Corp. Y lo ha hecho apenas unas semanas después de rubricara junto a otros expertos una carta abierta que proponía una moratoria de seis meses para los proyectos de IA, cuyo actual y vertiginoso desarrollo constituye una amenaza de primerísimo orden para la humanidad (según los autores de la misiva).

Musk espera que su proyecto «haga más bien que mal»

La intención de Musk es crear una «una tercera opción» en el ámbito de la inteligencia artificial que se sume a los proyectos ya iniciados por Microsoft y Google.

Microsoft llegó hace unos meses a un multimillonario acuerdo con OpenAI, la matriz de OpenAI, para integrar el celebérrimo chatbot en el buscador Bing y en sus servicios de computación en la nube.

La alianza de Microsoft con OpenAI llevó a Google a pisar el acelerador y hacer accesible al gran público antes lo previsto su propio bot conversacional de IA (que llevaba ya varios años en talleres).

Pese a su intención de aventurarse próximamente en la arena de la IA, Musk lleva advirtiendo desde hace años de los peligros solapados a esta tecnología.

El empresario sudafricano argumenta ahora que su idea de esta tecnología (que nace con el ánimo de comprender y no de confrontar a la humanidad) hace mucho menos probable la destrucción de la civilización que ha profetizado hasta la fecha (si bien no deja claro qué quiere decir exactamente con estas palabras, a todas luces ambiguas).

Musk admite que «llega tarde» a la carrera por la IA, pero espera que su proyecto «haga más bien que mal».

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

4 razones por las que la IA hace saltar por los aires las viejas estructuras de las agenciasAnteriorSigueinteAgoniza la era del todo gratis en las redes sociales: ¿qué opinan los usuarios del "sablazo"?

Contenido patrocinado