Digital

EMPRESARIOS CONVERTIDOS EN CIBERCRIMINALES

El cibercrimen o fraude informático constituye un delito que se focaliza principalmente en dos campos: en los servidores corporativos y en los ordenadores domésticos. Estas prácticas, cada día más habituales, supusieron el año pasado para Estados Unidos unas pérdidas valoradas en 240 millones de dólares, según datos de la compañía McAfee.

Los ataques más frecuentes se realizan a través del spam, especialmente dirigido hacia usuarios con escasos conocimientos del medio informático, o el phishing, uno de los métodos más utilizados por los cibercriminales. Esta última técnica se emplea, sobre todo, para obtener datos bancarios.

Pero lo que más preocupa en el entorno empresarial, por las grandes pérdidas que genera, es el robo de datos, los ataques al sistema informático y la competencia desleal, en la mayoría de los casos infringidos por los propios trabajadores, “altos cargos o empleados con un estatus alto dentro de la empresa”, según explica José Antonio Cigüenza, director de operaciones de la empresa de investigación del fraude empresarial Cybex. Ante tal vulnerabilidad, las compañías invierten cada vez más en sistemas de seguridad.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir