Digital

La (mejorable) realidad de la transformación digital en las empresas

Las empresas españolas aprueban por los pelos en transformación digital

Las empresas españolas aprueban justas en transformación digital con una puntuación de apenas 5,1 puntos. Las compañías patrias tienen en términos generales mucho que mejorar en términos de transformación digital.

transformación digitalEn su aproximación a la transformación digital las empresas españolas obtienen tan sólo un aprobado raspado. Así lo concluye al menos un estudio de SlashMobility realizado con DAT, una herramienta online que permite a las empresas conocer su nivel de transformación y madurez digital para generar oportunidades de innovación.

El test evalúa objetivamente el nivel de madurez digital a travás de 20 indicadores claves, englobados en cuatro áreas: cultura, tecnología, estructura de innovación y negocio. A nivel general, podemos ver que las empresas encuestadas aprueban justas en transformación digital al haber conseguido un 5,1 puntos.

La era de la digitalización afecta al el ecosistema empresarial, y en España las expectativas respecto a transformación digital no son muy prometedoras. La empresas españolas se encuentran bastante atrasadas, si los comparamos con otros países. La mayoría de empresas son conscientes de la importancia de la transformación digital, pero no lo están enfocando bien. La digitalización va mucho más allá de la renovación interna pero hay que tener muy presente las necesidades del cliente y la evolución del mercado.

Las compañías que no estén preparadas para adaptar su estrategia al nuevo paradigma de consumo, se encuentra con el riesgo de desaparecer por la llegada de nuevas organizaciones más ágiles y mejor orientadas a las necesidades de nuestra sociedad.

Si analizamos los resultados por áreas, los obtenidos son:

– 6,5 en cultura
– 5,4 en tecnología
– 4,0 innovación
– 4,7 en negocio

Como vemos, las empresas encuestadas solo aprueban dos de las cuatro áreas estudiadas: cultura y tecnología. Así, cultura empresarial es el área más esperanzadora y en la que las empresas obtienen un aprobado más amplio. Es un mensaje positivo ya que la cultura empresarial debe ser el core de la transformación, maximizando el valor del equipo y potenciando la innovación.

Respecto a la tecnología, es el área donde las empresas obtienen un aprobado raspado. Las empresas deben ver la tecnología como un pilar básico para la organización que puede aportar grandes ventajas competitivas a los nuevos modelos de negocio. Aun así, tampoco hay que posicionar la tecnología como el gran foco, la tecnología no es la esencia del proceso, sino una herramienta que nos ayudará a conseguir el cambio.

Por otra parte, las empresas suspenden en las áreas de estructura de innovación y negocio.

Un análisis más profundo de los resultados, nos indican que hay una intención real por parte de las empresas de implantar una cultura más digital; sin embargo, también indica que la innovación no está llegando por la falta de estructuras correctas que permitan el desarrollo digital necesario.

Si analizamos los resultado de negocio, sacamos un dato preocupante, ya que las empresas están trabajando una buena cultura empresarial, pero siguen trabajando con una estructura tradicional.

Trabajando de manera autónoma y viendo las startups pasar, sin aprovechar todo lo que pueden aportar a su negocio, algo que también afecta a la capacidad de innovación.

¿Cómo se puede mejorar esta situación? ?Antes de implantar un plan de transformación digital, es necesario conocer el punto de partida, es decir, el nivel de transformación digital de la compañía. El test de madurez digital (DAT) pretende ayudar a las empresas a dar un paso adelante hacia la transformación digital, ayudándoles a conocer el nivel en que se encuentran para conseguir soluciones a medida. Como comenta Emilio Avilés, CEO & Founder de SlashMobility “Toda empresa que quiera competir en esta nueva economía digital necesita ir al ritmo de la tecnología, adaptando no sólo sus procesos sino el ADN de su equipo mediante una nueva cultura digital”.

La digitalización no es un proceso que se pueda tomar a la ligera. Una vez se conoce el punto de partida, la empresa tiene que contar con una visión estratégica, que tenga en cuenta las nuevas oportunidades de negocio pero también las limitaciones con las que se puede encontrar.

Nota de prensa

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir