líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Por qué en la industria

Digital MarketingEl metaverso de Mark Zuckerberg está abocado al fracaso, según Scott Galloway

En internet el pez grande se come siempre al chico

Por qué en la industria "techie" las empresas de segunda fila están condenadas a marchitarse

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

En internet las empresas de segunda fila están inevitablemente condenadas a estancarse o en su defecto a ver menguado su tamaño.

Del fecundo vientre de internet emergen constantemente nuevas tendencias, tanta que resulta extraordinariamente complicado seguirles la pista a todas. Por eso, y para aportar algo de luz en este ámbito de actividad, sumido a menudo en la penumbra, Phillip Westermayer y Roland Eisenbrand, fundador y Head of Content de OMR respectivamente, se subieron esta mañana al escenario del festival del mismo nombre con el último objetivo de desgranar las claves del presente y del futuro de internet.

Westermayer inició la ponencia poniendo de relieve que en 2023 las «Big Tech» (Google, Amazon, Facebook y Apple) volvieron a llenar de nuevo sus arcas hasta la bandera. Especialmente fue sobresaliente fue el desempeño de Nvidia, que espoleada por la IA fue la empresa tecnológica que más incrementó su valor en el transcurso de último. Y también soplaron vientos a favor de las empresas chinas que operan a escala global (Shein, Temu y TikTok, por ejemplo), recalcó el fundador de OMR.

Conviene asimismo fijar la mirada en Meta, que en los últimos doce meses incrementó su facturación en un 12% hasta los 18.000 millones de dólares. Y el 34% de sus cifras de crecimiento echaron raíces en China, recalcó Westermeyer.

Las grandes perdedoras en la industria tecnológica son, por su parte, aquellas empresas que cargan con el «sambenito» de ser segunda fila. Eso significa a la postre que solo aquellas compañías que dominan un ámbito específico de actividad (Meta en el área de las redes sociales, por ejemplo) están en posición de seguir pegando el estirón, aseguró. Y todas aquellas empresas emplazadas en el vagón de cola están condenadas a mantenerse estables o a ver en su defecto recortado su crecimiento, aseveró Westermeyer.

Otra gran perdedora en la eternamente efervescente industria tecnológica es la verdad. Al fin y al cabo, las redes sociales están infestadas de contenido «fake», un contenido “fake” que erosiona inevitablemente la confianza de los internautas.

En cuanto a los ganadores de internet, Westermayer se refirió a los clubes de lectura, que el fenómeno #booktok de TikTok ha colocado en primerísimo plano en plena era digital.

Otra ganadora de la industria tecnológica es India, que el fundador de OMR define como un gigante en ciernes que tomará probablemente la delantera muy pronto a China. En India se construirán 140 nuevos aeropuertos en los próximos diez años. Y al frente de muchas «Big Tech» hay un buen número de directivos con raíces indias (Satya Nadella en Microsoft, por ejemplo), recordó Westermeyer.

Las 4 C del marketing nacido al calor de la IA

En su intervención en OMR Westermayer y Eisenbrand no pudieron dejar de referirse a la tecnología más en boga del momento: la IA. Y según Eisenbrand, el marketing nacido al calor de la IA se rige por 4 C:

  • La primera C es la C de contenido.
  • La segunda C es la C de eficiencia en los costes.
  • La tercera C es la C de «concern» (preocupación).
  • Y la cuarta C es la C de cliente.

Como ejemplo de la primera C Eisenbrand citó a una marca (un fabricante de casas de pequeño formato en particular) que se está apoyando en el contenido generado con IA para dar fuelle a su presencia en las redes sociales, donde ha cosechado centenares de miles de «likes» con imágenes alumbradas con inteligencia artificial.

Por otra parte, para dar fuelle a la eficiencia con la ayuda de la IA, hay que alimentar a esa IA con datos, recordó Eisenbrand. Y es asimismo absolutamente crucial proteger adecuadamente los datos y más si tales datos son de naturaleza sensible. Para evitar que los bots de ChatGPT devoren sus datos, algunas empresas optan por dar portazo a esos bots en sus páginas web (algo perfectamente posible en el plano técnico). No obstante, otras compañías se aprovechan de que los bots incursionen en sus páginas webs porque saben que eso termina reportándoles a la postre «leads», explicó Eisenbrand.

Westermeyer se refirió asimismo en su intervención en OMR a la que es probablemente la red social más pujante del momento (pese a los múltiples problemas que la acechan): TikTok. A juicio del fundador de OMR, TikTok es mucho más que una red social al uso y se está metamorfoseando en un motor de búsqueda similar a Google. La transformación de TikTok en una suerte de buscador está espoleando asimismo la demanda de profesionales centrados en el SEO, que se están mudando de Google a la app oriunda de China, donde hoy por hoy es posible encontrar casi cualquier contenido convenientemente etiquetado, concluyó Westermeyer.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

SOMOS Experiences reconocida por sus proyectos en los Premios EventexAnteriorSigueinteP&G, L'Oréal y más: los anunciantes y campañas con más presencia en televisión en abril

Contenido patrocinado