Digital

En 2019 las colas del paro serán más kilométricas que nunca por culpa de la digitalización

digitalizacionLa digitalización nos hace la vida más fácil, pero ¿qué hay del trabajo? ¿Lo hace tan fácil, tan fácil, que lo aboca en el peor de los casos a la extinción? Parece que sí. La creciente automatización de determinadas tareas laborales pondrá en peligro en un futuro no demasiado lejano a muchas profesiones.

Según un estudio llevado a cabo por la consultora Deloitte y los profesores de Oxford Carl Benedikt Frey y Michael A. Osborne, el 47% de los puestos de trabajo en Estados Unidos están bajo la sombra de una más que posible extinción por culpa de la sacrosanta digitalización.

De acuerdo con este informe, las 5 profesiones más amenazadas son los trabajos de oficina y de secretariado, los puestos de trabajo asociados al tráfico y la circulación (guardia de tráfico, por ejemplo), los empleos vinculados a los servicios gastronómicos, las profesiones relacionadas con tareas comerciales y técnicas, y los trabajos para el envío y la entrega de paquetes.

Son, en cambio, profesiones inmunes a la digitalización las relacionadas con la educación y el cuidado de niños, las profesiones sanitarias, los puestos directivos dentro de las empresas, los empleos de ingeniería mecánica, y los trabajos vinculados a la técnica automovilística.

¿La conclusión? Que los trabajos sobre los que menos pesa la amenaza de la muerte son aquellos en los que entran en juego los conocimientos y las aptitudes humanas de las que, hoy por hoy, son huérfanos los robots.

Que la digitalización puede convertirse a corto y medio plazo en gran enemiga para la creación de empleo queda asimismo a las claras en las cifras arrojadas por un informe de la Organización Internacional del Trabajo.

Este organismo, dependiente de la ONU, asegura, que pese a que la economía global crecerá a buen ritmo durante los próximos cinco años, la tasa de desempleo, lejos de menguar, pegará el estirón en ese periodo de tiempo.

Durante la crisis financiera desatada en 2008 se fueron por el desagüe más de 61 millones de puestos de trabajo. Pero la sangría ocasionada por la digitalización podría ser aún peor. En 2019 el número de desempleados en todo el mundo pegará un brinco desde los 201 millones actuales hasta los 212 millones de personas. ¿La culpable? Todo apunta que esa culpable lleva el rostro de la digitalización.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir