Digital

Según el informe Online Video Forecast 2019 de Zenith

En 2021 pasaremos 100 minutos diarios viendo vídeos online

El aumento exponencial del consumo de vídeo online está impactando en el gasto y formatos publicitarios en este medio.

Vídeo online

100 minutos. Ese es el tiempo que dedicará de media una persona a ver vídeos online en 2021, 84 minutos más que este año. Así lo indica el informe Online Video Forecast 2019 elaborado por Zenith.

Aunque el aumento de esta cifra no es sorprendente debido al auge del consumo de contenido online, el crecimiento exponencial es, cuanto menos, asombroso. Y es que la cantidad de tiempo que pasamos viendo vídeo online se ha incrementado un 32% de media anual entre 2013 y 2018, gracias al aumento y mejora de las pantallas y la conexión de datos, así como la proliferación de televisiones conectadas.

Por países, las audiencias con un mayor consumo de vídeo online son China y Suecia, que llegarán a sobrepasar los 103 minutos diarios de media. Según las previsiones de Zenith, a ellos se sumarán pronto Canadá, India, México, el Reino Unido y los EEUU, superando los 100 minutos.

El gasto publicitario digital aumentará de 45.000 millones de dólares en 2019 a 61.000 millones en 2021

Este aumento imparable en el consumo diario de vídeos online tiene, como cabe esperar, su reflejo en la inversión publicitaria. De esta manera, el gasto publicitario digital aumentará de 45.000 millones de dólares en 2019 a 61.000 millones en 2021. La inversión en televisión, por su parte, se reducirá de 183.000 millones de dólares a 180.000 durante el mismo período.

"El vídeo online ha aumentado la cantidad de tiempo que los consumidores pasan viendo contenido audiovisual y la capacidad de los anunciantes para crear anuncios con un alto impacto en sus consumidores. El aumento de la planificación de anuncios en televisiones conectadas, contribuirá enormemente al crecimiento de este formato en los próximos años y ayudará a devolver la atribución a la publicidad en televisión", afirma Matt James, presidente global de Zenith.

En cuanto a España, YouTube se alza como el canal de vídeo con mayor audiencia en internet, un 95% según datos de Comscore. La plataforma acumula más de 10.000 millones de vídeos al mes, con un consumo medio por usuario que alcanza los 1.180 minutos.

Por otro lado, el informe destaca que este incremento del consumo de vídeo online ha llevado a las plataformas como Facebook e Instagram a desarrollar funciones específicas para impulsar el vídeo en las redes sociales, como Facebook Watch e Instagram TV. Lo mismo ha ocurrido con las plataformas de televisión, que han apostado por crear contenidos exclusivos, extendiendo la experiencia del consumidor e impactando a los Low TV viewers, target que va ya de los 18 a los 44 años.

Los formatos también están cambiando para adaptarse mejor a los dispositivos móviles, evolucionando a formatos verticales o cuadrados.

De los anuncios in-stream a los anuncios out-stream

Además, el informe de Zenith pone de manifiesto que los editores, además de por los anuncios de vídeo que aparecen antes, durante y después del contenido, por anuncios in-stream, – anuncios de vídeo que aparecen junto a otro contenido, como texto, imágenes o publicaciones en redes sociales – y anuncios out-stream o 'in-read'. En países como el Reino Unido, los anuncios out-stream se llevaron en 2018 el 57% de la inversión publicitaria. Sin embargo, la previsión es que la tendencia cambie hacia in-stream, ya que las plataformas sociales invierten sus productos en televisión móvil, como los shows de Snapchat.

Los anuncios in-stream llegan a los consumidores que buscan ver vídeos de manera activa, y la calidad de vídeo en el que se inserta la publicidad es un aspecto crucial, así como su contenido que debe estar en consonancia con los valores de la marca. Mientras, los anuncios out-stream alcanzan a consumidores interesados en el contenido en el que aparecen en los anuncios y son más propensos a evitar esta publicidad, por lo que deben ser capaces de captar y mantener la atención del consumidor con rapidez, ofreciendo contenido interesante y de valor.

Por último, el informe destaca la tendencia de las redes sociales como Facebook y Snapchat a apostar por la realidad aumentada (AR) tanto para sus usuarios como para las marcas anunciantes. "Desde permitir que los consumidores se 'prueben' la ropa y los accesorios hasta proporcionar filtros envolventes para juegos y películas, el vídeo en AR tiene el poder para colapsar el consumer journey y poner los productos en manos de los consumidores solo con deslizar o tocar la pantalla. Las marcas deberían aprovechar la ventaja de ser los primeros y utilizar la realidad aumentada para cerrar la brecha entre los entornos de compras in-store y online", señala Matt James.

Te recomendamos

Living Marketing

Mousee

Outbrain

Adecco

Podcast

Compartir