Digital

En Australia, la policía va a la caza de las redes abiertas de wifi

La policía australiana adopta la metodología de los hackers para prevenir posibles delitos. En el estado de Queensland hay ya patrullas equipadas con notebooks que van a la caza de redes inseguras de wifi. Con este método, conocido popularmente con el nombre de "wardriving", la policía australiana pretende alertar de posibles peligros a los propietarios de redes wifi de carácter abierto.

"Las redes inalámbricas sin ningún tipo de protección y seguridad pueden convertirse fácilmente en víctimas de los hackers", explica la policía del estado australiano de Queensland. "Los criminales pueden acceder a este tipo de redes para cometer delitos o sustraer los datos personales al propietario de la red", añade. Ante los peligros de las redes abiertas de wifi, las autoridades quieren que sus propietarios doten a las mismas de mayor seguridad.

En Brisbane ya han sido identificadas las personas privadas y empresas con redes wifi sin protección. La intención de las autoridades es que estas redes sin protección adopten los nuevos estándares de seguridad WPA o WPA2 en lugar de la técnica WEP, mucho más insegura. “Tener red wifi cifrada con el sistema WEP es como dejar la puerta de una casa protegida únicamente por una verja”, apunta la policía australiana.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir