Digital

Ponencia “Why we’re still underestimating artificial intelligence?”en HEM 2019

En un mundo que idolatra la inteligencia artificial, ¿por qué seguimos necesitando la mente humana?

Andrew McAfee inaugura la jornada de ponencias en el evento Hoy es Marketing de ESIC abordando el tema de la subestimada inteligencia artificial y su papel en el futuro.

Hoy es Marketing

La inteligencia artificial es uno de los temas que más acaparan titulares y conversaciones en el sector de los negocios, el marketing y la publicidad. Como no podía ser de otra manera, en el evento Hoy es Marketing organizado por ESIC, se ha abordado esta revolución tecnológica en la primera ponencia de un día en el que relevantes profesionales del sector han compartido su visión y reflexiones sobre el marketing, la tecnología y la digitalización.

Andrew McAfee, cofundador y codirector de Initiative on the Digital Economy Principal Research Scientist en MIT Sloan School of Management, ha protagonizado la sesión que ha debutado en Hoy Es Marketing 2019. El experto ha puesto el foco en las inmensas posibilidades de la subestimada inteligencia artificial y cómo está transformando los negocios, la economía y la sociedad.

El experto comienza su ponencia echando la vista atrás, y situando a los asistentes en el momento en el que se inventó el primer ordenador. El mismo día, el ordenador ya era capaz de jugar al tres en raya y, en 1997, el mejor jugador de ajedrez dejó de ser una persona (Kasparov), para ser un máquina.

Sin embargo, existía un juego que los ordenadores no podían ganar, el ancestral "Go", inventado hace más de tres milenios. Al profundizar sobre la razón de la derrota de las máquinas, McAfee relata cómo los mejores jugadores del Go no eran capaces de explicar por qué realizaban cada movimiento. Su manera de jugar era resultado de la suma de su gran experiencia y estudio del juego durante años. "We know more than we can tell", afirma Andrew McAfee, citando a Michael Polanyi.

Fue en 2016 cuando, por fin, las máquinas ganaron la batalla. AlphaGo AI de Google consiguió ganar una partida al Go. Esto fue posible gracias a que, según McAfee, "AlphaGo fue capaz de visualizar muchos más posibles movimientos que podían llevarle a la victoria, adelantándose al futuro". El ordenador colocó una ficha con un movimiento que ningún humano terminaba de comprender y con el que finalmente se alzó vencedor. "No juegan mejor, juegan diferente", insiste McAfee.

Para ilustrar la fugacidad con la que la inteligencia artificial avanza, McAfee ha hecho referencia al poker, un juego que, en aquel momento, las máquinas no podían superar. A pesar de que en 2015 el ordenador no consiguió ganar al humano en esta disciplina, fue tan solo dos años después, en 2017, cuando cambiaron las tornas y la máquina superó al jugador.

"Estamos creando un mundo donde las máquinas nos ayudarán a explorar nuevos territorios"

Sobre lo que nos deparará el futuro, Andrew McAfee tiene claro que, a pesar de la incertidumbre, estará repleto de oportunidades para que los humanos trabajen cada vez mejor en las diferentes disciplinas. Dejando de lado el ejemplo de los juegos, McAfee pone de manifiesto el gran impacto de la IA en áreas como el diagnóstico de enfermedades y en el gran avance científico que se está experimentando actualmente y que conduce a los humanos a unas metas hasta ahora impensables.

McAfee ha sacado a la luz la pregunta del millón: si la inteligencia artificial es capaz de todo, ¿qué papel tiene la mente humana? El ponente no duda en que seguimos necesitando la mente humana para proveer a nuestras acciones de sentido común, "algo que no podemos enseñar a un ordenador", añade. Ilustra su afirmación con el ejemplo de Uber, cuyo algoritmo subió los precios durante el ataque terrorista en Sydney por la demanda de viajes por parte de los ciudadanos que quería huir de la catástrofe.

Por otro lado, Andrew McAfee destaca la necesidad de la mente humana para preguntarnos sobre el futuro. "Los ordenadores pueden responder, pero no realizarse preguntas", señala. Y, por último, afirma que el humano es clave para interactuar con las máquinas y que, su trabajo conjunto, será el que determine el éxito del proyecto al que nos enfrentemos.

"Estamos creando un mundo donde las máquinas nos ayudarán a explorar nuevos territorios", concluye Andrew McAfee.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir