Digital Marketing

¿Que tecnología destronará a los smartphones?

La era de los (agonizantes) smartphones está tocando a su fin: ¿qué vendrá después?

Las gafas inteligentes parecen las favoritas para hurtar el trono tecnológico a las smartphones, a cuyo reinado le quedan los días contados (según los gurús "techies" de más relumbrón).

smartphones

Autor de la imagen: Mathew Guido

Llevamos más de diez pegados como una lapa a los smartphones. Sin estos dispositivos a nuestra vera la comunicación nos parece a día de hoy totalmente impensable. Pero, ¿durante cuánto tiempo estarán los teléfonos inteligentes encaramados a los más alto del pedestal tecnológico? Quizás no tanto como cabría imaginar a bote pronto.

Todo sugiere que el futuro cercano de los smartphones pasará por los teléfonos de naturaleza plegable provistos de grandes pantallas pero cobijados en carcasas sustancialmente más pequeñas.

Sin embargo, los smartphones plegables continúan siendo en la actualidad una tecnología bastante inmadura y propensa a los defectos. Aun así, parece que Apple, Samsung y compañía resolverán tales defectos  más pronto que tarde.

En los teléfonos inteligentes del futuro habrá lugar asimismo para velocísima conexión 5G, poderosas aplicaciones de realidad aumentada y cámaras fotografías aún más pulidas que la actualidad (con la ayuda de la denominada fotografía computacional).

Sin embargo, en 2022 la idea del smartphone con pantalla táctil tal y como fue presentada en su día por Apple con el primer iPhone cargará ya con 15 años sobre sus espaldas. Y podría inaugurarse, por lo tanto, una nueva era tecnológica.

"Los últimos diez años han sido la era de los smartphones. Pero la combinación del internet de las cosas, el 5G y la inteligencia artificial sientan los mimbres de una nueva era", asegura DJ Koh, el que fuera responsable de la división móvil de Samsung.

Adiós teléfonos inteligentes, es hora de dar paso a "the next big thing" 

En un futuro no demasiado lejano habrá pantallas inteligentes de diferentes formatos allá donde vayamos (en casa, en la oficina, en el coche o en los espacios públicos), aventura Koh. Y tales pantallas inteligentes estarán conectadas a la nube, serán capaces de reconocer automáticamente al usuario y pondrán a su disposición los datos que necesita dondequiera esté. Esas pantallas estarán en todas partes y no abrumarán al usuario con tantísima información como lo hacen a día de hoy los smartphones. Además, gracias al 5G el hardware asociado a la tecnología no necesitará ser particularmente robusto porque todos los datos estarán en la nube, augura Koh.

Si nos estamos encaminando a una nueva era en la que el smartphone parece abocado a ser apeado del trono, ¿qué dispositivo se convertirá en el nuevo monarca tecnológico? La corona podría recaer en manos de las gafas de realidad mixta, capaces de desplegar gráficos en el campo de visión del usuario. Tales gafas podrán controlarse mediante comandos de voz (o incluso, en los escenarios más futuristas, con el propio pensamiento).

El departamento de investigación "Building 8" de Facebook lleva trabajando en esta tecnología desde hace años. ¿El objetivo? Escribir hasta 100 palabras por minuto mediante la calibración de la ondas cerebrales del usuario (el doble de rápido de lo que es posible a día de hoy con los smartphones). El usuario piensa en el texto que desea escribir, las gafas lo redactan y lo envían. Así de fácil. Para introducir datos serían necesarios, eso sí, sensores incorporados a la ropa o a la piel del usuario.

También Apple tendría en el horno unas gafas de realidad mixta (así lo sugieren al menos las patentes que ha registrado en los últimos tiempos). De hecho, Tim Cook, CEO de la compañía de Cupertino, se declara un fan enardecido de realidad aumentada, a la cree capaz de permear todos y cada uno de los ámbitos de la vida del usuario.

¿Serán las gafas de realidad mixta las que destrones a los smartphones?

Al parecer Apple querría presentar en su sociedad sus gafas de realidad mixta en 2022 como muy tarde. Si las lentes (con todas las funcionalidades presentes a día de hoy en los smartphones) ven finalmente la luz y logran rápidamente una gran penetración en el mercado, los teléfonos inteligentes quedarían relegados a un segundo plano para convertirse en una alternativa tecnológica económica para los países más pobres.

Las gafas inteligentes no son ni mucho menos un invento nuevo. En 2014 Google ya lanzó "Glass", una gafas que fracasaron, no obstante, de manera estrepitosa por un buen número de razones. Más allá de por su diseño, quizás no demasiado pulido, las "Google Glass" despertaron el escepticismo de muchos por su descarado “voyeurismo” digital y también por la ausencia de aplicaciones verdaderamente útiles en sus entrañas.

En el futuro las sucesoras primigenias "Google Glass" tendrán un diseño extraordinariamente discreto (y prácticamente indistinguible de las gafas normales). Y el usuario podrá ver desplegados emails, chats, webs, fotos y vídeos en el campo de visión de las gafas. Por su parte, la música y las llamadas telefónicas podrán ser reproducidas mediante las patillas de las gafas o mediante vibraciones en los huesos del cráneo.

Las primeras generaciones de gafas inteligentes necesitarán todavía el apoyo de los smartphones para funcionar adecuadamente, pero poco a poco irán ganando en independencia hasta emanciparse quizás totalmente de estos dispositivos y comenzar a volar en solitario.

El éxito potencial de las gafas inteligentes se topa además de bruces con otro problema: que no todo el mundo desea llevar lentes sobre su nariz. En este sentido, su "look & feel" será esencial para ganarse la confianza de los usuarios, que demandan no solo comodidad sino también no ver malogrado su rostro por culpa del último "juguetito" tecnológico de moda (que deberá además poder ser fabricado en masa y no costar una fortuna para conquistar al gran público).

Cuando las lentillas llevan el apellido "smart"

Más allá de las gafas inteligentes compiten también por reemplazar a los hoy ubicuos smarphones las lentes de contacto (también ungidas por supuesto con el apellido "smart").

La compañía estadounidense Mojo Vision ha desarrollado ya un prototipo de lentillas inteligentes que funcionan de manera muy similar a las gafas inteligentes, pero en un espacio mucho más reducido. Con un resolución de 14.000 ppi, estas lentillas dejarían atrás (de manera holgadísima) a smartphones como el actual iPhone 11 Pro (458 ppi). El prototipo reacciona a los movimientos de los ojos del usuarios y a través de un diminuto módulo de radio está en conexión permanente con un teléfono inteligente, tal y como recoge W&V.

Aun así, para que un dispositivo de estas características pueda reemplazar al 100% a los smartphones queda aún mucho trabajo por hacer. Por lo pronto, y puesto que las lentes están en contacto directo con el ojo, éstas precisan cumplir con los mismos requerimientos que un producto de naturaleza médica (y no dañar la salud del ojo, algo sobre lo que no pocos oftalmólogos han levantado ya la voz de alarma).

Por lo pronto las gafas inteligentes parecen las favoritas para hurtar el trono tecnológico a las smartphones, a cuyo reinado le quedan los días contados (según los gurús "techies" de más pedigrí).

Te recomendamos

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir

Centro de preferencias de privacidad

Navegación

Estas cookies permiten que el Sitio Web funcione correctamente por lo que son esenciales para que el Usuario pueda usar todas las opciones del Sitio Web y pueda navegar y utilizar las funciones de la misma con normalidad.

Advertising

Analíticas

Estas cookies recopilan información anónima de manera estándar sobre la navegación del Usuario y sus patrones de comportamiento. La información recogida mediante las cookies analíticas es utilizada para la elaboración de perfiles de navegación de los Usuarios de este Sitio Web, con el fin de introducir mejoras en nuestro servicio.

__utma, __utmz, __utmb
__utma, __utmz, __utmb

Other