Digital

¿Es YouTube más que nunca un estercolero?

youtubeHace no mucho a los youtubers se les colgó sobre los hombros la pesada “mochila” del futuro de la televisión. Se suponía que PewDiePie, El Rubius y compañía iban a dar la estocada definitiva a la pequeña pantalla y que, por su culpa (o gracias a ellos) la gente daría la espalda a la televisión de toda la vida.

Ha pasado el tiempo y los youtubers siguen en la cresta de la ola de la popularidad, pero ya no tienen tan buena prensa como antes. ¿Por qué? Básicamente porque a sus canales asoma, cada vez con más frecuencia, “basura” en forma de contenido.

Hace unos meses Simon Desue, uno de los youtubers de más relumbrón en Alemania, sorprendía a sus suscriptores con un vídeo en el que se bañaba en 40 kilos de Nutella y que, pese a lo absurdo de su planteamiento, cosechaba más de 2 millones de reproducciones.

Otro vídeo muy sonado (por su mal gusto) que ha salido este año de las entrañas de YouTube es el protagonizado por el youtuber de origen turco Mert Matan. En el vídeo de marras el joven confesaba a su padre que era homosexual, su progenitor montaba en cólera, le azotaba y finalmente Mert le aclaraba que todo era un “broma”. Ni que decir tiene que este youtuber, muy conocido en Alemania, fue duramente vapuleado, y con razón, en la red de redes.

Sin embargo, la “tontería” afecta no sólo a los youtubers extranjeros sino también a los patrios. Que se lo digan, si no, a Mr.Grambomba. Hace unas semanas este youtuber, muy popular por sus vídeos de cámara oculta, copaba centenares de titulares tras ser agredido por un repartidor al que llamó “caraanchoa” en uno de sus vídeos. En vista del vendaval de críticas que se le vinieron encima a este youtuber, Mr.Granmbomba decidió borrar todos los vídeos de su canal de YouTube.

Aunque youtubers poblando de estiércol YouTube hay muchos y muy variados (y algunos tienen mucho éxito), lo cierto es que las marcas, a las que están desenamorado, huyen deliberadamente de ellos. “Espantan a los anunciantes”, asegura Sarah Kübler, directora de la plataforma de influencer marketing HitchOn, en declaraciones a W&V.

Pese a que el influencer marketing ha hecho de oro a los youtubers en el transcurso de los últimos años, la burbuja parece estar desinflándose. “Creo que en torno al influencer marketing se ha creado una gran burbuja que está a punto de estallar”, afirma David Hain, director de la revista especializada en tecnología y gaming Giga.

“YouTube ha llegado al mismo punto al que otros medios habían llegado ya hace unos cuantos años. Un punto es que se obtiene el máximo alcance apostando de manera deliberada por la basura”, añade Hain.

En YouTube contemplan lógicamente el problema desde otro punto de vista. “A largo plazo acabará imponiéndose la calidad en esta plataforma”, recalca Henning Dorstewitz, portavoz de YouTube en Alemania.

Y puede que YouTube lo niegue, pero en esta plataforma la calidad (que la hay) está cada vez más emborronada por culpa de la bazofia que sigue apareciendo, día sí y día no, en la filial de vídeo de Google.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir