Digital

Fuencisla Clemares, directora general de Google España en el Foro de la Nueva Comunicación

"En España muchas empresas no han asimilado la tercera revolución y ya está llegando la cuarta con la AI", F. Clemares (Google)

"En España muchas empresas no han asimilado la tercera revolución y ya está llegando la cuarta con la AI", F. Clemares (Google)Google tiene muchos frentes abiertos tanto dentro como fuera de nuestras fronteras. Su situación de dominancia en el mundo digital ha puesto en el punto de mira la actividad de la compañía acusada de abusar de su posición aventajada para beneficio propio y de no pagar los impuestos que le corresponden en España.

Pero el 2017 también añadió nuevos problemas a la tecnológica tras hacerse público un escrito de un ingeniero de la compañía en la que aseguraba que la desigualdad entre hombres y mujeres existe por cuestiones biológicas.

Han sido muchas las cuestiones que Google ha tenido que afrontar en los últimos años y sobre la mayoría de ellas ha hablado Fuencisla Clemares, directora general de Google España y Portugal, durante su intervención en el Foro de la Nueva Comunicación.

Pago de impuestos y abuso de posición

Así, en lo que a impuestos respecta, ha defendido la actuación de la compañía de la que afirma paga un impuesto de sociedades de en torno al 19% pero “la mayor parte se paga en Estados Unidos, que es donde se generan nuestros productos”.

No obstante, también ha querido reclamar una regulación en materia fiscal en Europa mucho “más transparente y más equitativa para todo el mundo” y con respecto a la inspección que la Agencia Tributaria llevó a cabo en las oficinas madrileñas de Google, se muestra en desacuerdo y destaca que, en España “la ley permite este tipo de estructuras y nosotros la aplicamos estrictamente”.

Las sanciones a la filial española de la compañía también se derivan de su actividad que se ha tachado de abusiva. En este sentido Clemares ha mostrado su rechazo a la misma y por ello la han recurrido.

Negocio publicitario

Pero si por algo destaca Google es por su negocio publicitario. Al ser preguntada por sus ingresos, Clemares se muestra reacia a ofrecer detalles al no tratarse de datos público, pero sí asegura que haber “logrado convertir muchos presupuestos comerciales en presupuestos de publicidad”.

La cuarta revolución industrial: inteligencia artificial, machine learning y asistentes de voz

No obstante, en su intervención también ha habido espacio para hablar sobre tecnología y sobre un futuro que pasa por los asistentes de voz, la inteligencia artificial o el machine learning, una tecnología con “aplicaciones infinitas” que serán, afirma, el origen de la cuarta revolución industrial.

Claro que para poder llegar a tiempo al tren de la innovación es necesario que las empresas comiencen a adaptarse desde ahora, algo que no cree que se esté haciendo en el mercado español.
“En España aún hay muchas empresas que no han sido capaces de asimilar esa tercera revolución, cuando ya está llegando la cuarta, de la mano de la de la inteligencia artificial”, explica.

La tecnología por voz es una de las grandes promesas y, al mismo tiempo, el gran reto de los gigantes digitales. Y es que, aunque ya son una realidad, falta “dotarlos de más contenidos para poder dar la respuesta adecuada a todas las peticiones que nos van a llegar”.

En cuanto el e-commerce, la directora general de Google España destaca la necesidad de los retailers tradicionales de “poner en valor sus tiendas y establecer una estrategia omnicanal” si quieren llegar a competir con los grandes como Alibaba o Amazon.

Al mismo tiempo también les tiende la mano, ofreciéndose como partner tecnológico. “Tenemos la tecnología que necesitan para competir. Con nuestra fuerza tecnológica ellos pueden ser un retail de éxito”.

Pero si el mundo digital está cambiando, con él también lo hace el educativo y laboral, aunque Clemares se lamenta que no avance al ritmo necesario.

Se muestra optimista ante la transformación del mercado de trabajo que demanda ahora nuevos roles con capacidades digitales y analíticas y lejos de destruir puestos, crea otros nuevos.

Eso sí, lanza un órdago a las universidades cuya tarea de formación en estos ámbitos todavía es “lenta”.

El papel de la mujer y la diversidad en Google

La reivindicación de la igualdad entre hombres y mujeres y el papel femenino en el mundo tecnológico no faltó en el discurso de Clemares que defendió el sistema que Google aplica cuando se trata de fijar salarios.

“Son propuestos por un algoritmo donde el sexo de la persona no aparece. Sí se considera qué puesto tiene, qué nivel, cuál ha sido su evolución, que objetivos tenía y qué es lo que ha conseguido. Es el propio algoritmo el que propone las subidas salariales y el esquema salarial de cada empleado cada año”, explica.

De esta manera, la mujer juega un papel clave en esa diversidad por la que apuesta Google pues, si sus productos fuesen desarrollados solo por hombres “no serían tan buenos como deberían”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir