Digital

España se encuentra a la cola en e-commerce en gran consumo

ecommerceEl informe "El e-commerce en Gran Consumo" elaborado por la consultora Kantar Worldpanel tomando como muestra 10 países no arroja muy buenos datos para España. Según este informe las compras online suponen a nivel global un 3,7% de la facturación del sector  del gran consumo pero tan sólo un 1% en el mercado español. Las previsiones para nuestro país tampoco son positivas, ya que el informe apunta a que este canal apenar rozará el 1,2% en España frente al 5,2% que pronostican para el mercado global.

Corea del Sur (10% de las ventas totales), Reino Unido (5%) y Francia (4%) son los países en los que el e-commerce está más desarrollado en el sector del Gran Consumo. En el caso de España nos encontramos con uno de los mercados menos desarrollados en lo que a atracción y compromiso de los compradores online se refiere.

Tan sólo un 14% de los hogares españoles compra productos de Gran Consumo a través de internet frente al 20% que realiza sus compras online a nivel global o lo que es aún más impresionante, frente a casi el 50% de hogares que realizan así sus compras en Corea del Sur.

Reino Unido se posiciona como uno de los países en los que sus consumidores son más fieles. Los consumidores ingleses online gastan alrededor de un 20% de su presupuesto en compras online. En el caso de España este porcentaje desciende hasta el 6%.

Stéphane Roger, global shopper & retail director de Kantar Worldpanel explica que “el canal internet supone más oportunidades que riesgos para la industria. Existe la creencia de que reduce el gasto y la fidelidad y canibaliza las ventas de las tiendas físicas, pero nada más lejos de la realidad”.

De este informe se desprenden algunas de las principales oportunidades para los distribuidores y fabricantes:

-Fidelidad: los compradores que realizan sus compras a través de internet son más fieles a las cadenas que aquellos que realizan sus compras en tiendas físicas.

-Negocio adicional: los datos señalan que más de la mitad del gasto que se realiza en la compra de productos online es incremental para las categorías.

-Un mundo para las marcas: los consumidores digitales dedican mayor parte de su presupuesto a comprar marca de fabricante.

-Cestas más grandes: los productos que más se compran varían en función de los países. Por ejemplo, en los países asiáticos, existe un predominio de productos de higiene personal y perfumería. En el caso de Occidente nos encontramos con que adquirimos productos más pesados o incómodos de cargar. Lo que sí es común a todos los países es que las cestas online son tres veces mayores. Por ejemplo, en el caso de España, cada vez que realizamos una compra a través de internet gastamos de media 70 euros frente a los 30 que gastamos en una tienda física.

Stéphane Roger añade que “una de las claves de éxito de modelos como E.Leclerc en Francia es la implantación de centros de recogida especializados, lo que se puede repercutir después en precios más ajustados. Existen algunos ejemplos en España pero todavía predomina demasiado el modelo ‘picking’, en el que se preparan los pedidos en propia tienda, un formato mucho menos eficiente”.

Concluye afirmando que “internet no es un nicho, es una nueva forma de generar ventas, y así debería entenderlo la industria. Da un servicio de valor a los shoppers, que se basa en facilitar la compra, ahorrar tiempo y estar disponible 24/7”.

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir