Digital

YouTube se mira en el espejo de la publicidad en televisión

¿Le está haciendo YouTube "copy-paste" a la publicidad de la anciana televisión?

Los denominados "ad pods", anunciados recientemente por YouTube, condensan dos anuncios en una única pausa (al más puro estilo televisivo).

youtubeLa clásica televisión lineal goza de cada vez menos protagonismo entre los jóvenes, que prefieren arrojarse en los brazos de Netflix y YouTube. Sin embargo, esta última plataforma es paradójicamente cada vez más similar (en clave publicitaria al menos) a la pequeña pantalla.

Lo que más encandila al espectador de YouTube es que, a diferencia de la televisión, le otorga control sobre aquello que consume (incluyendo la publicidad).

Por eso precisamente sorprende el nuevo formato publicitario, inspirado claramente en la televisión de toda la vida, que YouTube se ha sacado recientemente de la chistera: los denominados “ad pods”.

Los “ad pods” son dos anuncios enlazados entre sí y al menos uno de ellos es de carácter "unskipplable”. Un “ad pod” podría estar integrado, por ejemplo, por un “skippable ad” y un anuncio “unskippable” de 6 segundos de duración (emitidos uno a continuación del otro).

A la hora de defender las bondades de este nuevo formato publicitarios los responsables de YouTube argumentan que a los usuarios de YouTube prefieren ser interrumpidos lo menos posible en esta plataforma (algo que hacen a priori perfectamente factible los “ad pods”).

De la mano de los “ad pods” el espectador es confrontado, en lugar de con cuatro spots individuales (y por ende, con cuatro interrupciones), con dos únicas pausas publicitarias integradas cada una de ellas por dos anuncios.

Enarbolando la bandera de los “ad pods” YouTube desea claramente tirar la caña a las empresas que ya se anuncian en la televisión tradicional (aunque argumente que lo hace en realidad en beneficio de sus usuarios).

Los “ad pods” están disponibles por el momento única y exclusivamente en Estados Unidos y están circunscritos a las pantallas de los dispositivos desktop (para aterrizar quizás en el futuro en los dispositivos móviles).

¿El problema? Que en los smartphones el consumidor es particularmente alérgico a la publicidad por más que esté condensada en menos pausas (que son, no obstante, también más largas). Quizás con su nuevo movimiento, que sentará probablemente a cuerno quemado a muchos usuarios, YouTube no esté sino alentando a los internautas a suscribirse a su servicio premium, donde la publicidad brilla lógicamente por su ausencia.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir