Digital

¿Está su ordenador lleno de virus? Quizás lo que necesite es una bruja y no un informático

brujaCuando nuestro ordenador tiene la mala suerte de ser pasto de los virus, solemos encomendarnos a los expertos informáticos para “sanarlo”. Sin embargo, resulta que la magia es también una estupenda medicina para el “malware” que echa sus zarpas tan a menudo en nuestros dispositivos electrónicos.

Así lo cree al menos la bruja californiana Joey Talley que, a través de su empresa “Professional Witchcraft Services”, dice poder acabar con los virus informáticos a base de magia, hierbas y hechizos.

Con su empresa, Talley, que además de bruja es sacerdotisa de la religión Wicca, aspira a hacerse un hueco en el competitivo mercado de los servicios informáticos gracias a su particular (y al parecer eficaz) manera de poner los puntos sobre las íes al “malware”.

Entre los clientes de Talley figuran aquellos que contemplan con algo de desconfianza los tradicionales servicios de reparación de ordenadores y también que aquellos que recurren a ella como último recurso, explica la hechicera en una entrevista concedida recientemente a la revista Vice.

Para “sanar” ordenadores afectados por virus, Talley trabaja con energía, detecta obstáculos en el libre fluir de esa energía y combate tales obstáculos. No obstante, a esta bruja tan “techie” le basta a veces con invocar a las fuerzas del bien o utilizar un puñado de hierbas para librar complementamente a los ordenadores de sus clientes de las garras de peligrosos y contagiosos virus. Más peligroso resulta, no obstante, otro de los métodos utilizados por Talley para dejar K.O. a los virus informáticos y es que la bruja californiana echa a veces mano de imanes para reparar ordenadores infectados.

A los que tildan sus métodos de disparatados Talley prefiere ignorarlos e invitarlos a que se sumerjan en las páginas del libro The Spiral Dance, donde podrán empaparse de los mil y un milagros de la religión Wicca.

Los servicios de Talley no son, por otra parte, gratuitos. Después de una primera consulta gratuita por teléfono, la bruja cobra a sus clientes 200 dólares por hora de “tratamiento”.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir