Digital

"Muchos de nuestros conductores son ex taxistas", Y. Fernández, Uber

Llegaron al mercado español dispuestos a revolucionarlo y, desde luego, así lo han hecho.

Uber ha conseguido posicionarse como uno de los servicios de transporte más populares y, sobre todo, ha mostrado a la industria de la movilidad que el futuro pasa por nuevas modalidades de transporte.

Aunque en los últimos tiempos ha atravesado momentos complicados por las crecientes quejas por parte del sector del taxi, en pie de guerra contra los nuevos servicios, o la férrea regulación en este ámbito, no están dispuestos a rendirse porque, al fin y al cabo, los usuarios ya han decidido.

Para hablar sobre el futuro de la movilidad en las ciudades, Yuri Fernández, director de comunicación de Uber para España y Portugal, ha participado en Open Expo 2017.

Para comenzar su ponencia ha querido presentar a la compañía haciendo un breve repaso de su trayectoria y su misión.

"Uber, a pesar de lo que se diga en los medios, es una aplicación móvil que conecta usuarios. Lo que nosotros queremos es que el transporte sea tan fiable como el agua corriente", asegura.

Fue en el año 2009 cuando esta idea surgió casi por casualidad. "Uber es una idea europea aunque sus fundadores sean estadounidenses y su sede esté en San Francisco".

Nació en París, en una noche en la que los fundadores, saliendo de una convención, se encontraron con la imposibilidad de encontrar un taxi. Fue ahí cuando se dieron cuenta de una necesidad existente en el continente que no estaba cubierta.

En sus inicios era un servicio premium, solo para personas de alto poder adquisitivo, un servicio de limusinas llamado Uber Black que comenzó a operar en San Francisco.

"Nuestra idea inicial no era tan ambiciosa como hoy pero recorriendo el camino nos hemos dado cuenta de que las necesidades de movilidad estaban sin cubrir", afirma Fernández.

Pero, ¿cuál es el secreto de Uber? "No es la fórmula de la Coca-Cola, se trata de eficiencia. El truco de Uber es que los conductores siempre están ocupados. Los algoritmos y el sistema de mapping de Uber permiten que siempre haya un conductor cerca de un usuario", explica.

Y es que, "para nosotros es tan importante el usuario como el conductor, por eso tenemos que poner al alcance de los conductores un sistema por el que les sea rentable salir a la calle a conducir".

En cuanto a la guerra abierta del sector del taxi contra el servicio, Fernández asegura que el objetivo de la compañía no es sustituir al transporte público, ya que "sería absurdo pensar que podemos transportar a tantas personas".

Sin embargo, sí optan por un modelo mixto "que lo que permite es que haya muchos más viajes, muchos más baratos. De hecho, sabemos que muchos de nuestros conductores son ex taxistas".

Se trata así de "permitir el transporte de una manera conveniente, flexible y económica".

De lo contrario, añade, "llegará un momento en el que este sistema sea tan insostenible que tendremos que cambiar radicalmente por eso es mejor hacerlo de manera paulatina".

El futuro de la movilidad es concebido por Uber como un sistema que combine el transporte público y su servicio.

Pero la eficiencia de la movilidad pasa también por el ahorro tanto de tiempo como de dinero. Es lo que hace Uber Pool, el servicio que promueve que "si dos personas van al mismo lugar, en el mismo momento puedan compartir el viaje reduciendo el precio del trayecto y haciendo que el conductor bajo el "principio del viaje interminable" siempre esté ocupado. Pero el efecto más importante es el que tiene en las ciudades".

No obstante, "la ley española prohíbe el car pooling así que nos encontramos con que la tercera ciudad de Europa no tiene este sistema de transporte a diferencia de París y Londres" en donde funciona con gran éxito.

Si algo ha hecho a Uber tan conocida, destaca Fernández, es su constante innovación. Y la compañía ya se fija nuevos horizontes no solo a través del coche autónomo que es ya una realidad en lugares como San Francisco o Pittsburgh sino también con el coche volador que esperan llegue a las ciudades en 2020.

"España tiene una muy buena oportunidad de abrazar la movilidad del futuro, de nosotros depende. Si no, llegaremos tarde a la innovación".

Para concluir ha querido reivindicar, una vez más, la necesidad del cambio de la regulación en nuestro país y, aunque entiende que la ley siempre va por detrás de la innovación, es necesaria la modificación de ciertas normas.

"Nosotros lo que pedimos es que se liberalice el sector de las VTC, que se elimine el ratio 1:30 para que se reduzca el precio del transporte y para que se creen miles de puestos de trabajo".

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir