líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Digital MarketingUna calle por la noche repleta de gente y de anuncios luminosos

La "fórmula" para desarrollar anuncios efectivos

Los 4 factores clave de los anuncios efectivos de las grandes marcas

El copywriter Javi Pastor analiza cuáles son los puntos fuertes de las grandes marcas para desarrollar anuncios efectivos y campañas exitosas.

La publicidad digital crece a pasos agigantados para intentar sacar más ventaja a los medios tradicionales como la radio o la televisión. A pesar de sus ventajas, también entraña dificultades, y una de ellas es el alto nivel de competencia y que la atención del público es extremadamente volátil.

El copywriter Javi Pastor ha reflexionado acerca de cuáles son los ingredientes que utilizan las grandes marcas en sus anuncios más efectivos. Así, el experto concluye que las firmas siempre tratan de dirigirse a una audiencia concreta, conocer las necesidades de esta y lograr emocionarla mediante un mensaje corto y directo.

«La gran idea debe poder condensarse en un hashtag. Si no es así, algo va mal», matiza, después de señalar que es necesario buscar las palabras que utiliza el cliente, encontrar las ideas que tiene en su cabeza y ver cómo se pueden representar rápidamente.

Este último punto adquiere mayor relevancia si tenemos en cuenta que el tiempo de atención de cada individuo es mínimo, tal y como indica un informe de Barlovento Comunicación. Cuanto más corta es la estancia en Internet, más aumenta la exigencia con el contenido y la publicidad.

Las 4 claves de las grandes marcas para crear anuncios efectivos

A continuación, desgranamos los cuatro elementos que Javi Pastor recomienda tener en cuenta a la hora de desarrollar una estrategia publicitaria.

1. Dirigirse a una comunidad establecida y concreta

Todos los mensajes deben ser directos y estar dirigidos a un público muy específico que ya conoce la marca y que está alineada con sus valores. Disponer de una comunidad de clientes fieles que están dispuestos a volver a consumir no es tarea sencilla. Para lograr este tipo de relación hay que ser constantes en las comunicaciones, desde redes sociales hasta newsletters.

Por otro lado, es imprescindible que haya honestidad y transparencia, así como una comunicación fluida.

2. Conocer los deseos y necesidades del target

Al conocer cuáles son las demandas de la audiencia, podremos satisfacer sus deseos y solucionar los problemas que tengan. Contribuir al bienestar de los clientes hará que estén más dispuestos que si solo les enumeramos las características del producto o servicio.

«No le importas a nadie. Ni tú, ni tu producto ni lo que vendes. Lo que importa es la verdadera transformación que consigues en tus clientes. El resto… da igual», asegura Pastor.

Apple es el ejemplo que Pastor pone en cuanto a la experiencia del consumidor como eje principal de las campañas. El concepto principal de la marca de la manzana mordida es presentar lo buena que puede ser la vida del consumidor con su producto, por lo que no ofrece un artículo material, sino un estilo de vida basado en tecnología e innovación.

Prueba del éxito de su mensaje es que haya colas interminables cada vez que sale a la venta un móvil nuevo, sin investigar siquiera las cualidades del mismo.

3. Todas las campañas de publicidad deben ser coherentes

Cada acción publicitaria que se desarrolle debe seguir el camino de una estrategia de marketing global. De esta manera, cada tono y cada finalidad irá en consonancia con el resto de las piezas, por lo que habrá una coherencia de marca.

Al ofrecer una imagen sólida y consistente contribuiremos a formar un sentimiento de pertenencia a esa comunidad o «tribu», como la denomina Pastor. Esto, sin duda, contribuirá a mejorar la credibilidad de la empresa.

4. Es necesario emocionar y simplificar

Los anuncios claros, sencillos y directos que apelan a una emoción concreta con la que el público se identifica son los más efectivos. De nada servirá preparar una pieza compleja o enrevesada si la audiencia a la que nos dirigimos no es capaz de captar el discurso.

Si hemos hecho todos los pasos anteriores y conocemos al dedillo cada rasgo de nuestro target sabremos cuál es la tecla que hay que tocar para despertar el sentimiento necesario para instaurar el deseo de compra desde un principio. Al sentir esto durante un largo período, los clientes no considerarán que estén malgastando el tiempo o el dinero.

HAAN: La marca de geles hidroalcohólicos sostenible que ha pegado el boom en el mercadoAnteriorSigueinte"El ser digital", el libro que aborda las claves para afrontar la nueva digitalización

Noticias recomendadas