Digital

Greenpeace ha analizado 17 compañías en su informe

Fairphone es el fabricante de smartphones más sostenible, según Greenpeace

Fairphone es el fabricante de smartphones más sostenible, según GreenpeaceEl mercado de la telefonía móvil es uno de los que más se resiste a entrar en la dinámica de las tres “R” (reducir, reutilizar, reciclar). Cada vez más, los consumidores exigen cuatro cosas a los fabricantes de smartohones: que sean más duraderos, que se puedan cambiar sus componentes de forma sencilla, que los minerales usados no procedan de zonas conflictivas o con  presencia de trabajo esclavo y que sean reciclables. La Guía de la Electrónica Verde de Greenpeace ha analizado las compañías que mejor respuesta dan a estas preguntas.

Uno de los grandes problemas actuales es la obsolescencia programada. Actualmente, los smartphones están programados para durar alrededor de 18 meses. Además, a los usuarios les supone un quebradero de cabeza repararlos cuando se rompen y se generan unos 65 millones de toneladas de e-waste cada año. “El sector tecnológico ha cambiado el mundo de una manera asombrosa. Sin embargo, el modelo de negocio que subsiste bajo la fabricación de estos productos está estancado en el pasado, depende de un sistema lineal de producción y requiere un consumo constante, sacrificando la salud de los trabajadores y el impacto ambiental para disminuir los costes. No es un modelo sostenible“, concluye el informe de Greenpeace.

De las 17 compañías que han sido evaluadas por Greenpeace, tan solo seis publican una lista básica de suministradores, según ElMundo.es. Apple, aunque puntúa con una “C” en el uso de recursos”, lleva la delantera en la utilización de energías renovables. Dell y HP puntúan también alto, con excepción del uso de productos químicos. En medio de la lista, Sony y Google. En cambio, en las últimas posiciones se encuentran Amazon, Samsung, Huawei, Oppo y Xiaomi.

Este año, Fairphone, empresa social fundada en el año 2013, encabeza la lista de Greenpeace. Esta compañía, fundada por el holandés Ban Van Abel, intenta conseguir un “teléfono ético, inteligente y duradero”. El portavoz de Fairphone, Fabian Hühne, afirma que su deseo es inspirar e influir a la industria. “Nuestro objetivo es precisamente que otras compañías nos copien, que ahorren recursos y que diseñen productos duraderos. Nosotros solos no vamos a poder resolver los grandes problemas generados por la industria de la electrónica: necesitamos que otros se suban a bordo“. “Para nosotros, la economía circular es inseparable de las cuestiones sociales. Lograr los materiales justos, de zonas libres de conflicto y en una condiciones dignas de trabajo es esencial. Como lo es también una transparencia en la cadena de suministro”.

Fairphone ya ha vendido 140.000 unidades de sus dos primeros smartphones, de tipo modular. Este tipo de teléfonos permiten unas reparaciones mucho más sencillas y, además, ahorran un 30% de las emisiones de gases invernadero en su ciclo de vida. “La gente debería apoyar a las marcas que lo están haciendo bien y reclamar a sus compañías favoritas de electrónica que hagan sus productos más sostenibles”, ha expresado el mallorquín Miquel Ballester, que se encuentra al frente de la estrategia de producto y de eficiencia de recursos en Fairphone.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir