Digital

Falsificación de imágenes y vídeos: ¿El oscuro futuro de la inteligencia artificial?

inteligencia-artificial-futuroLa inteligencia artificial puede presumir de ser una de las ramas tecnológicas que mayor interés ha despertado en los últimos tiempos. Las posibilidades que nos ofrece no son pocas y cada vez son más las compañías y sus marcas que no piensan dejar escapar este tren.

No cabe duda que la inteligencia artificial ha llegado para quedarse y está cambiando de forma drástica la forma en la que nos relacionamos con las máquinas. Un claro ejemplo de la fotografía que le estamos describiendo lo encontramos en Smile Vector.

Se trata de un bot presente en Twitter descubierto por The Verge que permite hacer que cualquier personaje famoso sonría en las fotografías. Una herramienta que lo único que necesita es una inteligencia artificial con la que poder aprender por sí sola a partir de muchas imágenes de famosos.

Como puede ver a través de algunos de los ejemplos que acompañan a este texto, el trabajo de Smile Vector no es perfecto. En la mayoría de los casos se deforman los rostros. Pero lo más importante es el automatismo con el que se realiza el proceso que nos ahorra horas y horas de trabajo en PhotoShop.

“Definitivamente creo que este será un paso cualitativo hacia delante”, explica en declaraciones concedidas en el citado medio Tom White, creador de Smile Vector. Expresa que diseñó este bot con el objetivo de provocar y mostrar a la sociedad de lo que puede ser capaz la inteligencia artificial.

“Estamos ante un campo que está avanzando con gran rapidez”, declara Jeff Clune, profesor asistente de ciencias informáticas en la Universidad de Wyoming. “Hasta mí llegan ejemplos sorprendentes todos los meses”.

¿Dónde están los límites?

Clune y su equipo comenzaron a desarrollar en 2015 un sistema basado en inteligencia artificial inspirado en el funcionamiento de las redes neuronales. El objetivo de este trabajo es la identificación de objetos a través de imágenes.

Estas imágenes recogidas por The Verge muestran los resultados de sus primeros trabajos con este mecanismo. Para crearlas la red neuronal se entrena trabajando con una base de datos compuesta por imágenes similares.

sistema-ia

En menos de un año el resultado ya es este:

sistema-ia-2

Una vez que estas técnicas se han perfeccionado, su propagación es inminente. Un ejemplo perfecto de esto lo encontramos en un método conocido como “transferencia de estilo”. Se trata de un sistema basado en redes neuronales para aplicar las características de una imagen a otra.

Clune no duda en afirmar que la generación de imágenes a través de sistemas de inteligencia artificial será muy útil para la industria creativa en el futuro. Pero el óptimo desarrollo de estas tecnologías tiene consecuencias negativas.

Hablamos de la falsificación de imágenes. Considere el vídeo que le mostramos a continuación realizado con un programa llamado Face2Face el camino que estamos iniciando:

La proliferación de este tipo de falsificaciones contribuiría en gran medida a fomentar las teorías de la conspiración. Hecho que dañaría seriamente la ya deteriorada confianza en el periodismo. Una vez que hay imágenes falsas, ¿qué evita que dudemos que las supuestamente verdaderas no lo sean también?

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir