Digital

Los fans de la realidad virtual tienen su particular "patio de recreo": Holocafé

holocafe¿Se acuerda de los (antediluvianos) salones recreativos de los años 80 y 90? Hace 20 y 30 años los jóvenes, pegados (con pegamento) a su máquina recreativa favorita, se tiraban allí las horas muertas. Hoy prefieren jugar frente a la pantalla del ordenador y del smartphone.

Sin embargo, los viejos salones recreativos, esos que parecían muertos y enterrados, están resucitando y la culpable no es otra que la realidad virtual.

El pasado sábado abrió sus puertas en la ciudad alemana de Düsseldorf Holocafé, que se jacta de ser el primer salón recreativo dedicado a la realidad virtual de toda Europa.

En Holocafé los visitantes tienen la posibilidad de hincarle el diente a la realidad virtual mediante tres juegos “multiplayer”: “Holo Arena”, donde los enemigos a batir son peligrosos drones, “Carpe Lucem”, donde hay que resolver un enigma, y “Chaos Commando”, que tiene lugar en una estación espacial (virtual, por supuesto). No obstante, Holocafé brinda también a los jugadores la posibilidad de vivir la realidad virtual en solitario con juegos como “The Lab” y “Portal Stories”.

holocafe1

Una sesión (solitaria) de 20 minutos en Holocafé cuesta 12 euros (10 euros si el usuario paga por adelantado en internet) y si en esa misma sesión intervienen 4 jugadores el precio asciende a 48 euros.

Holocafé, que confía en la tecnología de las gafas de realidad virtual HTC Vive, es en realidad una sala recreativa con fecha de caducidad (se trata en realidad de una suerte de pop-up store) que sus creadores pretenden utilizar como campo de operaciones para construir más tarde, con la ayuda del “feedback” de los usuarios, un salón más grande, donde tendrán cabida desde una amplia oferta gastronómica a juegos “tabletop”, pasando por la venta de dispositivos de realidad virtual.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir