Digital

Fitbit saca la tijera y recorta personal tras su último y decepcionante trimestre

No corren definitivamente buenos tiempos para el fabricante estadounidense de "wearables" Fitbit, que tras los (inesperadamente) decepcionantes resultados del último trimestre de 2016, se ha visto obligado a recortar puestos de trabajo.

Alrededor de 110 trabajadores (el equivalente al 6% de la plantilla) perderán su empleo. Con los despidos, Fitbit espera reducir sus costes a lo largo de este año en 850 millones de dólares.

Detrás de este “tijeretazo” están los últimos resultados trimestrales de la compañía, que dejaron la sonrisa torcida a quien ha sido hasta ahora líder en el mercado de las pulseras de fitness.

Entre octubre y diciembre de 2016 Fitbit despachó 6,5 millones de dispositivos, una cifra que se queda muy por detrás de los 8,2 millones de “gadgets” que la compañía vendió durante el mismo periodo del año anterior.

La empresa california generó unos ingresos que se movieron en una horquilla de entre 572 y 580 millones de dólares. No obstante, Fitbit contaba con una facturación mucho mayor (de entre 725 y 750 dólares). No en vano, en el último trimestre de 2015 la compañía se las ingenió para incrementar sus ventas en un 92% hasta los 712 millones de dólares.

A pesar de ser una marca pionera en el mercado de las pulseras de fitness (y dueña de un cuota de mercado del 25%), Fitbit es enfrenta, por una parte, a la creciente competencia ejercida por fabricantes chinos como Xiaomi y sus baratísimos “gadgetes” y por otra, a la irrupción del Apple Watch (que nada tiene, no obstante, de económico).

Pese a que hace algunos años el mercado de los “wearables” se las prometía muy feliz, en los últimos tiempos ha ido languideciendo. El Apple Watch, cuyas ventas reales continúan siendo un misterio, dista mucho de ser un “superventas” y Pebble y sus smartwatches se han quedado fuera del mercado tras su adquisición por parte de Fitbit.

Te recomendamos

ATRESMEDIA

FIESTAMKD

Yoigo

Podcast

A3media

Compartir