Digital

El fraude en la publicidad será la "mosca cojonera" de los marketeros en 2016

mosca 2300Con la llegada del nuevo año es hora de hacer balance de los obstáculos, los éxitos y los fracasos que han tenido lugar en 2015 en la industria marketera y, por supuesto, encarar el nuevo año con objetivos claros.

Así, aunque los marketeros pueden estar orgullosos de sus esfuerzos por luchar contra el fraude en la publicidad, no hay que cantar victoria tan pronto pues, este será uno de los retos que el 2016 le tiene preparado a la industria.

Lo cierto es que el fraude sigue siendo una amenaza para los resultados de las campañas y cuanto más precisos sean los sistemas de detección, más sofisticadas se volverán las tácticas de los fraudulentos.

Y es que, el ecosistema publicitario ha aumentado en complejidad haciendo que los tiempos en los que una simple optimización de la visibilidad era considerada una manera efectiva de reducir riesgos, sean ya parte del pasado.

Hoy en día los bots pueden renderizar el HTML y falsear la visibilidad acreditada del MRC. Y todo apunta a que la actividad de los bots se concentrará en las sites de tráfico mixto, aquellas que tienen visitas humanas y no humanas.

Los fraudulentos están ahora virando hacia otro tipo de fraude, por ello es necesario que los marketeros comiencen el año con el foco puesto en este problema que, lejos de disminuir, solamente se encuentra adormecido.

Así, un estudio de Forensiq asegura que los consumidores descargan de manera inconsciente las denominadas apps zombies, que pueden pasar desapercibidas para el ojo humano pero que esconden 16.000 anuncios. Este fraude móvil supone un coste de batería y 2 gigabytes al día para los consumidores y un coste de 850 millones al año para los anunciantes.

Quizá sea necesario pedir responsabilidades legales a los fraudulentos pero para eso, primero es necesario encontrarlos y desde luego, no va a ser una tarea fácil. No solo persiguen a los consumidores a través del ordenador o los smartphones pues, el desarrollo del internet de las cosas propiciará la expansión del fraude a otros aparatos.

Ahora toca mirar hacia delante y enfrentarse al sofisticado juego de ajedrez en que se ha convertido el fraude en la publicidad. Es hora de mover ficha.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir