Digital

BuzzFeed News revela una investigación sobre el fraude publicitario

Fraude publicitario: cuando el enemigo está en casa

El fraude publicitario es una de las mayores preocupaciones de la industria desde hace ya varios años y, lo cierto, es que parece que esta lacra no tiene un final al menos cercano.

A pesar del aparente empeño de las marcas y partners digitales por convertir el mercado publicitario digital en un entorno más seguro para las compañías los esfuerzos son insuficientes.

Y, precisamente lo son porque el mayor enemigo de los marketeros está en su propia casa.

Esto es lo que se desprende de una exhaustiva y reciente investigación realizada por BuzzFeed News y en la que se revela que incluso los players más creíbles del sector sacan tajada del fraude.

Así, han descubierto que, aproximadamente 40 webs han utilizado un código especial por el que se producía una avalancha de visitas de anuncios en vídeo de compañías tan importantes como P&G, Unilever, Hershey’s, Johnson & Johnson, Ford o MGM.

Los anuncios de casi 100 marcas han aparecido eran reproducidos de manera fraudulenta en estas webs mientras que casi 50 aparecían varias veces.

Asimismo, los documentos que da a conocer BuzzFeed muestran que el CEO de una plataforma publicitaria y una agencia de marketing digital es propietario de 12 webs que obtuvieron ingresos derivados de las visitas fraudulentas y su compañía fue la proveedora de la plataforma publicitaria para cometer estas prácticas.

Pero hay más pues también está involucrado en el asunto un ex empleado de una de las mayores redes publicitarias al que se le relaciona con un grupo de 8 sites que forman parte del fraude y que es consultor de otra compañía a la que se le atribuyen otras 8 sites.

De la misma manera, la investigación identifica al cofundador de una de las 20 redes publicitarias más grandes de Estados Unidos, como el responsable de otra de las webs de este entramado fraudulento.

Tras conocerse estos datos, las compañías propietarias de las webs implicadas aseguraron desconocer esta actividad fraudulenta mientras que la plataforma 301network está en proceso de ser cerrada, así como muchas de las webs implicadas.

Estos datos dan buena cuenta de que la magnitud del problema del fraude publicitario en el mundo online es mucho mayor de lo que podríamos pensar.

Según un estudio de la compañía de prevención de fraude, Pixalate, los cibercriminales podrían obtener 2 millones de dólares al año atacando solamente a través de una web.

El fraude se ha convertido en un auténtico negocio para muchos que hará perder a las compañías 16.400 millones de dólares, más del doble que en 2016.

Aunque lo cierto es que no todos perderán pues, incluso los agentes del sector aparentemente creíbles son los primeros que participan de estas malas prácticas para obtener beneficios económicos.

Parece que algunos se han tomado al pie de la letra eso de “si no puedes contra el enemigo, únete al él”. Lo que sí está claro es que la solución al fraude está hoy más lejos que nunca de ser hallada.

Te recomendamos
En otras webs

ICEMD

FLUGE

Hotwire

A3Media

Recopilatorio

Compartir