Digital

Cómo solventar los problemas derivados de la revolución digital

El futuro digital está (seriamente) averiado, ¿quién lo reparará?

futuroAndrew Keen fue uno de los primeros escritores en hablar (sin pelos en la lengua) sobre los peligros que la sacrosanta red de redes representa para la sociedad y la cultura. El próximo mes de febrero el autor publicará su próximo libro, How to Fix The Future, donde fija la mirada en las soluciones que personas procedentes de todos los rincones del planeta están procurando a los problemas, cada vez más punzantes, derivados de la revolución digital.

“Viajé 200.000 millas y entrevisté a más de 100 emprendedores, tecnólogos y políticos para escribir mi nuevo libro, que está lleno de soluciones prácticas para todo tipo de problemas, desde las ‘fake news’ a la adicción a internet pasando por la amenaza existencial que representa la inteligencia artificial”, señalaba ayer Keen en la conferencia digital DLD, que se celebra actualmente en Múnich (Alemania).

Keen, que antes de volcarse en la escritura fue emprendedor, lleva examinando los peligros y los riesgos asociados a internet desde hace diez años. Sin embargo, no ha sido hasta ahora cuando ha comenzado a apreciar cambios en la gente, que está contemplando de manera cada vez más crítica internet y a sus múltiples prodigios.

Aun así, su nuevo libro, aseguró, es de talante mucho más optimista que el anterior. En How to Fix The Future Keen pone nombres y apellidos a cinco posibles estrategias para coger el futuro digital por los cuernos: la innovación competitiva, la regulación gubernamental, la elección del consumidor, la responsabilidad social por parte de los líderes empresariales, y la educación.

“He encontrado a personas que están realmente intentando reparar el futuro”, señaló Keen. Y una de ellas es Paul-Bernhard Kallen, CEO del grupo editorial alemán Hubert Burda Media.

Kallen acompañó a Keen en el escenario de DLD, donde acababa de bajarse Elliot Schrage, vicepresidente de comunicación y políticas públicas de Facebook. A la famosa red social Kallen no dudó en lanzarle un dardo envenenado: “Desde mi punto de vista Facebook es una empresa de medios y las empresas de medios tienen responsabilidad sobre sus contenidos”.

A juicio de Kallen las grandes empresas tecnológicas no pueden echar balones fuera y renegar de responsabilidad en la construcción de la sociedad. “Es responsabilidad de todos y necesitamos desarrollar juntos el futuro en el que queremos vivir”, señaló Kallen.

Por otra parte, Kallen dijo no tener miedo de la inteligencia artificial, pero cree que a la hora de abordar este asunto no debemos dejar nuestra propia moralidad en el tintero.

“Deberíamos ser más cuidadosos en lo que se refiere a cuestiones como decidir si un niño debe nacer o no. Pero en general la inteligencia artificial está incrementando nuestras oportunidades, no reduciéndolas”, indicó.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir