Digital

Así imagina Adobe el futuro el marketing digital

El futuro del marketing digital galopa a lomos de estas 5 (saltarinas) profecías

El Adobe Summit, que se celebra actualmente en Londres, es una oportunidad para adelantarse al futuro y atisbar cómo será el marketing digital que aguarda a las marcas a la vuelta de la esquina.

marketing digitalApalancado con fuerza en su todopoderoso Experience Cloud Adobe es un auténtico titán del marketing digital a nivel global. Y da buena cuenta de sus “superpoderes” en el Adobe Summit que se celebra actualmente en Londres.

Al abrigo de la capital británica, y con “Make Experience Your Business” como lema, el Adobe Summit, que en su primera jornada contó ayer con la nada desdeñable cifra de 5.000 asistentes, trata de anticiparse al marketing digital que está a la vuelta de la esquina. Y ese futuro estará marcado, a tenor de lo escuchado ayer en Londres, por estas 5 profecías:

1. Las experiencias son más importantes que los productos

A las empresas no les queda otra que cambiar su manera de operar en un mercado que ha dejado de ser el que todos conocíamos (y se rige, por lo tanto, por reglas totalmente diferentes), “Las personas no compran productos. Compran experiencias. Las experiencias personales están por encima de todo”, recalca Shantanu Narayen, CEO de Adobe. El nuevo consumidor es tan veleidoso como extraordinariamente rápido y “puede cambiar de una marca a otra en un solo clic”, subraya Narayen. En este sentido, las empresas, estas obligadas a dejar el papel de “experience thinkers” para convertirse en “experience makers”.

Brad Rencher, vicepresidente ejecutivo y general manager digital business de Adobe, fundamenta las tesis de su jefe con cifras contantes y sonantes extraídas de un reciente estudio de Forrester. Y es que aquellas compañías que se toman la molestia de poner las experiencias en el centro de todas actividades, obtienen no sólo mejores niveles de “brand awareness” sino también un mejor retorno de la inversión (ROI). Las empresas que enarbolan la bandera de la “customer experience” crecen además un 36% más rápido que la competencia. Y por si fuera poco sus trabajadores son también más felices.

2. La inteligencia artificial lo cambia todo

Los asistentes inteligentes y los coches inteligentes son sólo el principio. La cada vez más ubicua inteligencia artificial podría tener más influencia en el mundo que el descubrimiento de la red de redes, argumenta Abhay Parasnis, CTO de Adobe. Las grandes revoluciones que tendrán lugar en el transcurso de los próximos diez años llevarán la firma de la inteligencia artificial, aventura Parasnis.

Con la inteligencia artificial a su vera, los anunciantes pueden alumbrar sus campañas publicidad de manera mucho más fácil, más rápida y sobre todo más personalizada, a fin de asegurarse de que el consumidor tenga a bien posar sus ojos en ellas.

3. Las agencias no necesitan tener miedo

Rastrear al usuario, alumbrar campañas de publicidad y medir resultados: todo esto y más brinda el paquete Adobe Cloud a las empresas. ¿Tienen entonces algo que decir las agencias? ¿Están condenadas éstas a morir de inanición? Adobe responde a esta pregunta con un rotundo “no”. “Nuestro negocio es el software. Las agencias no son en ningún modo adversarias sino excelentes socias”, destaca Narayen.

Si las agencias de medios no tienen nada que temer de los continuos (e imparables) avances de Adobe, tampoco las agencias de publicidad tienen motivos para estar acogotadas por el miedo. “La inteligencia artificial amplia la creatividad humana, en ningún caso la reemplaza”, destaca Parasnis.

4. Que se refuerce la protección de los datos del usuario es en realidad una oportunidad

El próximo 25 de mayo entra en vigor el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD). Y aunque sienten auténticos escalofríos cuando a sus oídos llegan estas siglas, lo cierto es que la nueva norma no debería ser contemplada en modo alguno como una amenaza. Gracias al nuevo RGPD, “tenemos la oportunidad de poner verdaderamente al cliente en el centro”, apunta Rencher.

“Debemos comenzar a contemplar las cosas desde el punto de vista del cliente”, apostilla Rencher. El denominado “privacy by design” es en realidad “una inversión en el futuro”, añade Rencher.

5. Hay que repensar el análisis de datos

Muchas compañías se limitan a recopilar datos y poco más, censura Rencher. “Lo más importante es, sin embargo, es extraer insights de tales datos y actuar en base a tales insights”, recalca. “Se trata de hacer algo verdaderamente relevante con los datos”, insiste.

Antaño las empresas eran sobre todo y ante todo reactivas y reaccionaban al comportamiento del consumidor, ahora el objetivo es predecir (con la ayuda de los datos) el comportamiento del consumidor, destaca Narayen.

Te recomendamos

Neuromedia

IAS

TechMKT

A3media

Compartir