Digital

En el futuro tendrá productividad para dar y tomar gracias a la inteligencia artificial

inteligencia-artificialSi anda siempre a la gresca con la productividad y le gustaría ser mucho más eficiente de lo que en realidad es, está de enhorabuena porque la inteligencia artificial está dispuesta a salir en su rescate.

Según un reciente estudio de la consultora Accenture, la inteligencia artificial se las ingeniará para incrementar hasta en un 40% la productividad humana en el año 2035. No es de extrañar, por lo tanto, que las empresas estén invirtiendo dinero a manos llenas en esta tecnología.

Con la inteligencia artificial a su vera asumiendo responsabilidades de carácter más mundano, los trabajadores podrán poner el foco en actividades más exigentes y gratificantes.

“La inteligencia artificial automatiza muchísimas tareas de perfil bajo y aumenta en muchos sentidos la satisfacción del propio trabajador”, explica Paul Daugherty, director de tecnología de Accenture. “Libera a los empleados de responsabilidades que no les reportan gratificación alguna y les permite concentrarse en actividades más complejas”, añade.

De la inteligencia artificial y sus múltiples prodigios se beneficiarían muchísimos sectores. Uno de ellos es, por ejemplo, el ramo de la hostelería, donde las máquinas serán quienes se encarguen en el futuro de reponer toallas y otros artículos de higiene en los hoteles.

En algunas oficinas los recepcionistas virtuales son ya la norma, mientras que en el campo la inteligencia artificial ayudará a los agricultores a maximizar y optimizar sus cosechas.

También en la minería será notable el impacto de la inteligencia artificial. A bordo de robots diseñados “ad hoc”, la inteligencia artificial podrá llegar allí donde no pueden llegar los mineros de una manera 100% segura.

El cada vez más pujante sector del e-commerce se está beneficiando ya de las ventajas de la inteligencia artificial. De hecho, Amazon se vale actualmente de esta tecnología para preparar los pedidos que el comprador solicita recibir en un plazo máximo de 24 horas.

Está claro que la inteligencia artificial dará fuelle a la productividad y que con la productividad por las nubes la economía será también más robusta.

Sin embargo, el cambio no tendrá lugar de la noche a la mañana. Recordemos que, de acuerdo con Accenture, habrá que esperar hasta el año 2035 para ver a la productividad pegar un brinco del 40%.

No obstante, y aunque a los milagros nacidos de la pareja formada por productividad e inteligencia artificial les quedan aún unos cuantos años para tomar forma, tarde o temprano echarán brotes verdes y quienes antes les hinquen el diente serán los que tendrán todas las de ganar.

Por lo pronto, Accenture asegura que la inversión en startups especializadas en inteligencia artificial se ha incrementado en un 20% en el transcurso de los últimos cuatro años. Quien más invierta ahora en esta tecnología, más productivo (y poderoso) será en el futuro.

Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir