Digital

El RGPD no es ni mucho menos el apocalipsis

El nuevo RGPD y las empresas: cuando una puerta se cierra, otra se abre

Puede que el nuevo RGPD haya sido contemplado como una suerte de "demonio" en los últimos meses, pero abre también nuevas oportunidades de negocio para las empresas.

rgpdEn apenas unos días, el próximo 25 de mayo, el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) se hará por fin efectivo. Y las empresas llevan lógicamente preparándose durante meses para que la nueva normativa no les pille con la guardia baja. Sobre el nuevo escenario marketero que se abre con el nuevo RGPD se ha discutido esta tarde en una mesa redonda celebrada en el marco del Festival of Media Global.

La mesa redonda ha sido moderada por Julian Baring, GM para Norteamérica de Adform, y en ella han participado Douglas Wood, socio de Reed Smith, Peter Loell, director de Annalect, Townsend Feehan, director ejecutivo de IAB Europa, y Frederik Scholten, jefe de Consumer Marketing & CRM de Telco 3.

Todos los ponentes de la mesa han coincidido en señalar que la nueva legislación ha supuesto muchos cambios en todos los ámbitos para las empresas. Aun así, los negocios no han tenido más remedio que afrontarlos y adecuar sus políticas de protección de datos al nuevo RGPD.

Donde más se dejará notar el impacto del RGPD, han convenido en apuntar los participantes en la mesa, será en la publicidad, que no podrá ser tan extraordinariamente deudora de la targetización como lo ha venido siendo hasta ahora.

En la mesa se ha fijado además la mirada en un tema de vital importancia, la toma de responsabilidades, cuando tienen lugar filtraciones de datos. Todos los años hay casos de filtraciones de datos y como cada país se rige por una legislación diferente, a veces se impone el caos, admiten los ponentes.

Al consumidor le genera lógicamente mucha desconfianza la manera (repleta de sombras) en la que las empresas utilizan sus datos personales, pero con la entrada en vigor del nuevo RGPD su información personal estará mejor salvaguardada.

Aun así, han recalcado los ponentes, los datos personales son un bien invaluable para las empresas y, bien utilizados, se traducen en ventajas para ambas partes. Hay además que distinguir entre los datos sensibles y los que no lo son, han subrayado.

Puede que el nuevo RGPD haya sido contemplado como una suerte de criatura diabólica en los últimos meses, pero lo cierto es que abre también nuevas oportunidades de negocio para las empresas. Esas oportunidades sólo hay que buscarlas, han concluido los participantes en la mesa.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir