Digital

Google alquila una antigua base aérea de la NASA, que será colonizada en breve por sus robots

Moffett AirfieldGoogle, quizás la empresa más ambiciosa del universo tecnológico, es un auténtico titán. ¿La última prueba de ello? Que el gigante de internet tendrá a partir de ahora aeropuerto propio en su cuartel general en Montain View.

Una filial de Google ha alquilado recientemente a la NASA la vieja base aérea Moffett Airfield. Esta base aérea permanecerá bajo control de la compañía de Mountain View durante un periodo de 60 años.

A la largo de este periodo Google pagará a la NASA la friolera de 1.160 millones de dólares (aproximadamente 930 millones de euros) en concepto de alquiler. A esta suma Google deberá añadir los 6.300 dólares anuales que cuesta el mantenimiento de la base aérea Moffett Airfield. Además, la compañía invertirá en los próximos años más de 200 millones de dólares en las instalaciones.

El nuevo aeropuerto de Google está a escasos kilómetros de la sede de la compañía en Mountain View. A sus instalaciones pertenece el mítico Hangar Uno, que alojó en su día la primera nave espacial. Este edificio fue derruido en parte después de que se descubrieran en sus instalaciones materiales potencialmente peligrosos.

Google utilizará el Hangar Uno y otras instalaciones de la base aérea Moffett Airfield para llevar a cabo investigaciones en materia aérea y astronáutica y experimentar asimismo con su pujante tecnología robótica.

La compañía ya utilizaba esta base aérea para las pruebas de sus coches autodirigidos y para estacionar los jets privados de sus altos directivos.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir