Digital

Google analiza las redes sociales cara al lanzamiento de Google Me

Google analiza las redes sociales cara al lanzamiento de Google MePara acrecentar los rumores sobre la posibilidad de una red social bajo la marca Google, un empleado de la compañía ha publicado un gran lote de resultados de las investigaciones realizadas sobre los problemas y soluciones en las redes sociales. En 216 diapositivas publicadas en SlideShare, el investigador de Google, Paul Adams, estableció toda la gama de desafíos a los que se tienen que enfrentar los diseñadores web hoy en día, informa Mashable. Se trata de un tema de gran importancia para los diseñadores de producto, de interfaz, los iniciadores de web y los consultores de social media que tienen que lidiar con los grupos sociales en el espacio online.

Las redes sociales son un puzzle complejo pero fascinante que aún está empezando a resolverse. A pesar de los avances que están llevando a cabo los especialistas, todavía se están olvidando algunos elementos muy importantes que permitan que nuestras vidas online emulen mejor nuestras experiencias en el mundo real.

Los social media han llegado para quedarse y se están convirtiendo en una parte integral e irrevocable de internet. Se están creando conexiones con contenido que hacen del término “web” más apropiado que nunca.

Como indica el informe de Paul Adams, la gente no tiene un grupo de amigos, sino que existe un grupo de amigos de trabajo, del barrio, familia, del colegio, por hobbies… y aunque los filtros y las listas parecen darle algo de sentido a todos estos grupos, todavía no dominamos el arte de relacionar nuestras vidas sociales online y offline. En el mundo real, la gente que los investigadores de Google ha entrevistado, han afirmado tener entre cuatro y seis grupos sociales diferentes de entre 2 y 10 amigos cada uno. Esto supone entre 8 y 16 amigos en el mundo real por persona, y la mayoría ve una vez a la semana a las alrededor de 10 personas con las que más relación tenía. Pero mezclar a estos grupos en la vida real no suele funcionar demasiado bien.

En cambio, en nuestras vidas online solemos combinar nuestras conversaciones con grupos diferentes de amigos. Nuestras conversaciones sobre fiestas ocupan el mismo espacio que las familiares, laborales o escolares, algo que puede llegar a resultar bastante incómodo. Además, Adams afirma en su estudio que ni siquiera podemos llamar “amigos” a todas nuestras conexiones online con la misma similitud que lo haríamos en la vida real.

Por tanto, las preguntas que se plantean ahora se dirigen hacia cómo diseñar una aplicación social para diferentes grupos de conexiones y con distintos grados de privacidad para el usuario. O cómo hacer que la gente pueda mantener los lazos con sus verdaderos amigos sin tener que compartir con otras conexiones como los contactos profesionales.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir