Digital

Google regresará (autocensurado) a China

Google apostará por la autocensura para regresar cual hijo pródigo a China

Google podría lanzar una versión autocensurada de su célebre buscador en China para regresar así al gigante asiático.

googleGoogle no puede apartar la mirada de China y, en vista de lo jugoso de este mercado, tendría previsto relanzar allí su motor de búsqueda con resultados censurados para acatar así los férreos requisitos de las autoridades del gigante asiático. Así lo recoge la publicación electrónica The Intercept, que dice manejar documentos internos de la compañía de Mountain View.

Según The Intercept, Google estaría preparando una versión para dispositivos móviles de su buscador, bloqueado en China desde 2010, y estaría dispuesto a apostar por la autocensura para poder así regresar al mercado chino.

La versión en la que estaría trabajando la empresa liderada por Sundar Pichai daría el alto a búsquedas sobre derechos humanos, religión y protestas pacíficas, entre otros te.

El proyecto, bautizado con el nombre de Dragonfly, habría comenzado a gestarse en la primavera del año pasado, si bien no habría tomado forma hasta diciembre de 2017 tras una reunión mantenida entre Sundar Pichai, CEO de Google, y un alto funcionario del Gobierno de China.

Si las autoridades chinas dan el visto bueno al nuevo buscador de Google, éste podría ver la luz entre los próximos seis y nueve meses.

Aun así, y pese a las informaciones (parece que de primera mano) publicadas por The Intercept, el medio estatal chino China Securities Daily habría desmentido ya que Google tenga previsto retornar al mercado asiático.

Por otra parte, Patrick Poon, investigador de Amnistía Internacional con el foco puesto en China, ha solicitado a la multinacional estadounidense que ponga punto y final a su plan para regresar al país asiático.

“La libertad de internet verá un día muy negro si Google se doblega a la censura extrema de China para entrar en su mercado. No veo cómo una decisión de este tipo pueda ser compatible con el lema de ‘hacer lo correcto’ de Google, y les pedimos un cambio de rumbo”, recalca Poon.

A juicio de Poon, el hipotético (y censurado) regreso de Google a China es “un ataque grosero a la libertad de información y a la libertad en internet” y supondría además “poner los beneficios por encima de los derechos humanos”.

Desde finales del año pasado Google ha hecho algunos gestos encaminados a limar asperezas con el gigante asiático. Sin ir más lejos, en diciembre de 2017 Sundar Pichai participó en la Conferencia Mundial de Internet organizada por el Ejecutivo chino.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir