líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Google cobrará a sus clientes en España un recargo por la tasa Google

Digital MarketingUn móvil con el buscador de Google en la pantalla

Google sube sus tarifas tras la aprobación de la tasa Google en España

Google cobrará a sus clientes en España un recargo por la tasa Google

Pilar Ruiz de Gauna

Escrito por Pilar Ruiz de Gauna

Esta subida afectará a las empresas clientes del negocio publicitario de Google que quieran mostrar sus anuncios en España.

Tras la aprobación de la controvertida tasa Google -el Impuesto Sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD)- que entró en vigor el pasado mes de enero, los gigantes tecnológicos empiezan a responder a golpe de medidas. Tras la decisión de Amazon de cobrar a las empresas españolas esta tasa subiendo sus tarifas, ahora es Google el que ha anunciado que sus clientes deberán pagar un recargo del 2% a partir del 1 de mayo, según recoge Xataka.

Esta subida en la factura, que afectará a las empresas clientes del negocio publicitario de Google (Google Ads) que quieran mostrar sus anuncios en nuestro país, tiene como objetivo «cubrir parte de los costes asociados al cumplimiento de los Impuestos sobre Servicios Digitales en vigor en España», de acuerdo a la información de fuentes de la compañía en España que cita el medio.

Pero España no es el único país en el que Google llevará a cabo este incremento de sus tarifas. A partir del 1 de mayo, el recargo también se aplicará en Francia, y en países como Reino Unido, Austria y Turquía la tecnológica también ha añadido este tipo de recargos.

Según las fuentes de la compañía, Google continuará pagando todos los impuestos que le corresponden en España y en el resto de países en los que operan. «Alentamos a los gobiernos a nivel global a llevar a cabo una reforma fiscal internacional en lugar de implementar impuestos unilaterales«, añaden.

Por su parte, Amazon comenzará el 1 de abril a cobrar a las empresas el impuesto del 3% para los productos vendidos en España como respuesta a la entrada en vigor de la tasa Google.

Tal y como recoge el BOE, constituyen el objeto de este impuesto las prestaciones de determinados servicios digitales. «En concreto, se trata de servicios digitales en relación con los cuales existe una participación de los usuarios que constituye una contribución al proceso de creación de valor de la empresa que presta los servicios, y a través de los cuales la empresa monetiza esas contribuciones de los usuarios», detalla.

Temas

Google

 

Por qué la era de Mad Men es definitivamente agua pasada, según Martin SorrellAnteriorSigueinteAsí quiere Zoom prolongar su época de vacas gordas tras la pandemia

Contenido patrocinado