Digital

Google coge "carrerilla" para alejarse de la competencia y... de algunos usuarios

Google coge "carrerilla" para alejarse de la competencia y... de algunos usuariosCuando Larry Page se convirtió en CEO de Google, Facebook era considerada la empresa más “cool” y Apple la más innovadora en Silicon Valley. Mucho ha llovido desde entonces, y a pesar de que Page carece del aura del fallecido Steve Jobs ha conseguido arrebatarle el título de cool e innovador a las dos grandes empresas. Su posición triunfal quedó clara cuando en la conferencia I/O mantuvo en vilo a un millón de personas de todo el mundo durante la presentación de las novedades de Google.

Pero al igual que Google se aleja cada vez más de la competencia, expertos como Vint Cerf, considerado uno de los padres de internet, alertan de que también puede estar alejándose de los usuarios. Lo que Google y los entusiastas de la tecnología consideran avances es para muchos usuarios un atentado contra su intimidad y la privacidad de sus datos.

Page asegura poseer la “llave del futuro tecnológico”: conseguir filtrar de enormes cantidades de datos la información necesaria para hacer la vida de los usuarios más fácil. Google no sólo sabrá qué están buscando los usuarios en el motor de búsqueda, también sabrá dónde se encuentra el usuario, cómo se está moviendo e incluso qué está viendo a través de sus Google Glass.

Si el usuario permite a Google el acceso a todo este tipo de datos, el buscador más famoso del mundo promete ayudar a hacer la vida más sencilla. Por ejemplo, mediante la utilización del sistema de navegación de Google el cliente será informado de los atascos en tiempo real e incluso de la mejor ruta al trabajo cada mañana dependiendo del tráfico. Quien quiera disponer de estas facilidades deberá permitir que Google acceda su información de geoposicionamiento, el que prefiera mantener estos datos privados no podrá disponer de este servicio.

A pesar de los aspectos positivos que estos avances reportan a la vida de la sociedad, el escepticismo es todavía bastante grande, ofrecer tanta información privada a un ente mamotrético es inimaginable para algunos usuarios. Por ejemplo, las Google Glass despiertan opiniones contradictorias, pero sus principales detractores basan su crítica en la falta total de privacidad, ya que no se sabe lo que el usuario de las tecnológicas gafas está haciendo: puede estar filmando o tomando fotografías sin que el resto sea consciente de ello.

El debate permanece abierto, pero a pesar de las críticas y miedos de muchos usuarios las cifras avalan a Google, que no sólo goza de una enorme popularidad como marca, sino también en bolsa, donde sus resultados son de lo más favorables para sus accionistas.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir