Digital

Google compra la división de móviles de Motorola: ¿qué significa este movimiento para Apple, HTC y compañía?

Google sorprendía ayer a propios y extraños con el anuncio de la compra de Motorola Mobility. Con la adquisición de la división de móviles de la multinacional estadounidense, por la que el gigante de internet ha desembolsado la friolera de 12.500 millones de dólares, Google se sube al tren de la fabricación de smartphones para competir frente a frente con Apple y dar así el empujón definitivo al sistema operativo para móviles Android.

Con la compra de Motorola Mobility, Google da literalmente un golpe sobre la mesa en el disputado mercado del hardware para smartphones y tablets.

“Desde su lanzamiento en noviembre de 2007, Android ha aumentado no sólo dramáticamente su uso, sino que ha mejorado también sustancialmente la experiencia móvil de los usuarios. Hoy, más de 150 dispositivos funcionan en el todo el mundo con sistema operativo Android. Dado el éxito de Android, estamos buscando siempre nuevas maneras de fortalecer este sistema operativo. Por eso estoy tan satisfecho de poder anunciar que hemos llegado a un acuerdo para comprar Motorola”, explica Larry Page, consejero delegado de Google, en el blog corporativo de la compañía.

La adquisición de Motorola Mobility no impedirá que Google siga trabajando en colaboración con otros fabricantes de smartphones y tablets, por lo que Android seguirá siendo, como hasta ahora, una plataforma abierta.

¿Qué gana entonces Google con la compra de Motorola Mobility? Quizá el mejor ejemplo de las ventajas de controlar simultáneamente el hardware y el software en el mercado de la telefonía móvil es Apple. Sin embargo, el no estar comprometido con ningún fabricante de hardware, tiene también sus ventajas. Así lo han demostrado hasta ahora marcas como HTC, Samsung, LG o la misma Motorola, que pueden aplicar directamente las últimas actualizaciones de Android sin necesidad de pasar por el filtro previo de un fabricante.

Aun así, la fragmentación del mercado los dispositivos móviles con sistema operativo Android presenta también un importante talón de Aquiles: si el usuario elige el fabricante equivocado, debe esperar mucho tiempo para comenzar a disfrutar de las actualizaciones de Android si es que al final las recibe.

Con la adquisición de Motorola Mobility, Google tiene la posibilidad de lanzar directamente al mercado dispositivos móviles con las últimas actualizaciones de Android. Con este movimiento, Google fuerza a otros fabricantes de smartphones y tablets a rediseñar su estrategia de adopción del sistema operativo Android y añade leña al fuego en la “guerra” con Apple.

La compra de Motorola Mobility es también una reacción de Google a la unión de Apple y Microsoft en la “batalla” por hacerse con patentes relevantes en el mercado de los smartphones. Con Motorola Mobility, Google adquiere no sólo un fabricante de hardware, sino también una importante colección de patentes, que hará aún más tensa la competencia con sus directos competidores.

Te recomendamos

Outbrain

MKD

A3media

T2O

Compartir