Digital

Google, decidido a detener la normativa que permitiría que EEUU espiase cualquier dispositivo del mundo

espionaje Estados Unidos EEUUDentro de poco podría aprobarse un procedimiento penal en Estados Unidos que proporcionaría al país todavía más cancha libre para espiar todo lo que ocurre en el mundo 2.0.

De materializarse esta propuesta -que está pendiente de lo que se decida en el Congreso- las autoridades estadounidenses podrían obtener órdenes de registro de ordenadores y de otros dispositivos de todo el mundo.

El gigante Google -que paradójicamente es una de las entidades que más información tiene sobre los usuarios de todo el mundo- teme que finalmente se produzca este cambio en la legislación. En una entrada de su blog han explicado las razones por las que no están a favor de él, argumentando que consideran que se trata de un "grave perjuicio para los derechos de los internautas, así como su privacidad y seguridad". Además, defienden que esta modificación de la normativa podría afectar negativamente a las relaciones entre empresas tecnológicas estadounidenses y los países extranjeros en los que operan.

En la actualidad, los jueces no pueden emitir una orden de registro fuera de sus respectivas áreas jurisdiccionales, salvo excepciones. El objetivo que persigue este cambio legislativo es el de descubrir redes de bots que enmascaran la ubicación y el tráfico web, pero el misma no impedirá que los jueces de Estados Unidos puedan solicitar el registro y espionaje de cualquier dispositivo más allá de sus fronteras independientemente de su lugar de origen.

Por su parte, Microsoft es otra de las grandes empresas de tecnología que no está muy de acuerda con esta medida, ya que recientemente presentó un recurso en contra de una solicitud de Estados Unidos para que los de Satya Nadella proporcionen datos de sus clientes que se encuentran localizadas en servidores en Dublín (Irlanda) por considerar que se trata de una acción extraterritorial.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir