líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Google España deberá pagar 8.000 euros por infringir el derecho al olvido

borrarSi hasta hace poco lo que pasaba en Google se quedaba en Google, ahora gracias al derecho al olvido, los ciudadanos tienen la oportunidad de salvaguardar su información personal en aras de proteger su intimidad y honor.

De esta manera, en los últimos años, la tecnológica ha recibido numerosas peticiones de retirada de documentos, sentencias y demás papeleo de personas que deseaban eliminar su historial digital. Y Google tiene la obligación de eliminar esos datos.

Sin embargo, esto no siempre ocurre y es por ello, que muchas personas recurren a los tribunales para hacer efectivos sus derechos. Es el caso de un hombre que pidió la retirada de la información sobre un indultó que recibió en el año 1999 por un delito cometido en 1981 y que Google no consideró necesario.

Esta decisión le ha valido ahora una indemnización de 8.000 euros que el Tribunal Supremo condena a pagar a la compañía por considerar que la retirada de estos datos debió realizarse dado que no se trataba de una persona con relevancia pública.

Y será Google España quien tenga que abonar la cantidad tras la desestimación de las alegaciones de la compañía que aseguraba que la responsable del tratamiento de los datos de sus buscados es la matriz ubicada en California, Google Inc.

Así, el magistrado asegura que litigar contra la compañía en California le supondría un desembolso de dinero importante así como la dilatación del proceso en el tiempo además de entorpecer la protección y garantía de sus derechos fundamentales.

Pero a pesar de que el Tribunal Supremo ha fallado a favor del individuo demandante, el criterio de los tribunales no siempre coincide pues, la información sobre indultos se considera de interés público para la sociedad prevaleciendo así el derecho a la información.

No obstante, en este caso, el tiempo que ha transcurrido desde la concesión del indulto ha sido el factor decisivo para que la Sala de lo Civil diese la razón al demandante.

La nueva televisión avanzada tira por la borda la avaricia publicitaria de los marketerosAnteriorSigueinteGrey lanza la última campaña de Domino's Pizza: "Domino’s Fest"

Noticias recomendadas