líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Google firma un acuerdo con Universal para plantarle cara al iTunes de Apple

Google, el buscador más potente del mundo, el propietario de YouTube, la empresa que trata de abrirse paso en las redes sociales con Google+ y uno de los comisarios culturales indirectos más importantes -solo era cuestión de tiempo- quiere entrar en el negocio musical. La empresa convocó a la prensa en Los Ángeles para una presentación de su plataforma de venta, almacenamiento y gestión de contenidos musicales. Si se mantiene el nombre de su versión en pruebas, se llamará Google Music y verá la luz, de momento, sólo en EEUU, según informa El País. Su versión Europea tendrá que esperar. El camino inverso que ha realizado, por ejemplo, Spotify, uno de sus máximos competidores.

La nueva plataforma, como la empresa sueca, ofrecerá venta de canciones o discos previo pago y música en streaming. No se conoce todavía en qué condiciones y a qué precio, algo fundamental para poder hacer frente también a Amazon y a iTunes, con mucha ventaja en el negocio. Google España no suelta prenda sobre el asunto. Lo que sí parece claro es que Google Music dará más fuelle aún al exitoso sistema operativo para móviles Android, puesto que el nuevo servicio estará disponible para todo tipo de dispositivos móviles. Además, Google Music será una nueva e importante fuente de ingresos publicitarios para el gigante de internet.

Se ha filtrado, de momento, que el gigante tecnológico solo ha logrado firmar acuerdos con Universal y que Sony y Warner todavía se lo están pensando. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que Universal (la firma más grande del sector) acaba de comprar la maltrecha EMI, convirtiéndose así (cuando se formalice la adquisición) en la mayor más potente, así como en la poseedora de uno de los catálogos más extensos.

El 87% de toda la música de EEUU

Parece que Google quería asegurarse el contrato con, al menos, dos de las grandes discográficas, que en total poseen el 87% de la música que se vende en EEUU. El motivo: carecer de un número significativo de títulos que demandan los usuarios puede provocar que los clientes cambien de plataforma. En este negocio, la paciencia no cuenta. Tanto iTunes como Spotify en su lanzamiento norteamericano esperaron a tener firmado un convenio con las cuatro grandes compañías.

Según ha publicado The Wall Street Journal, Sony es reticente a la firma porque considera que Google y sus marcas como YouTube no han hecho suficientes esfuerzos para impedir el pirateo de contenidos. Le preocupa que los sistemas de seguridad no sea los suficientemente efectivos. Por otro lado, asegura el rotativo económico, el principal problema de Warner con la nueva plataforma tiene que ver, puramente, con la oferta recibida.

El servicio de nube, una librería donde los clientes podrán almacenar toda la música de su ordenador, ha estado funcionado en su versión beta (de prueba) como servicio gratuito. La gracia es que permite acceder a ella desde cualquier dispositivo (teléfono y tableta) con Internet. Además, y esa es la novedad y parece que la causa de alguna de las quejas de las discográficas, según fuentes del sector, es que Google revisaría las librerías de cada usuario y sustituiría todos los títulos que suban con poca calidad por su versión en el sistema AAC (el que presumiblemente utilizará Google y que resulta notablemente mejor que la compresión en mp3). Eso permite almacenar con más sencillez en la citada nube y ofrecer un streaming homogéneo. El problema, creen las discográficas, es que cabe esperar que la procedencia de algunas canciones no sea de compra y Google las estaría reemplazándolas por copias legales.

Los usuarios tendrían que pagar una cuota anual (se habla de unos 30 dólares, poco más de 22 euros) para poder acceder a este servicio que les liberaría del engorroso almacenamiento de canciones en su ordenador y a la vez purificaría todos los archivos de mala calidad. «Creo que el hecho de que Google trate de hacer la competencia a iTunes es una buenísima noticia para todos . Un nuevo contendiente significa que habrá un mercado y un modelo de negocio desarrollado. Esto implica un cambio de agentes operando en este mercado y nos ayudará a cambiar la sensación de que la única alternativa es la piratería. Para las discográficas es una buena noticia también porque mejorará su posición en las negociaciones con estas plataformas. Ojalá llegue pronto a España», señala Antonio Guisasola, presidente de la patronal discográfica española, Promusicae.

[youtube width=»465″ height=»300″]www.youtube.com/watch?v=NI8rQEHoE24

Nokia recupera el juego de la serpiente para lanzar una campaña de publicidad globalAnteriorSigueinteMcDonald’s lanza un spot de agradecimiento a sus empleados en su 30 aniversario

Noticias recomendadas