líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las Google Glass no estaban muertas, estaban de parranda y preparando su resurrección (profesional)

Parecían haber quedado en el olvido, pero las Google Glass han resucitado de entre los muertos.

Tras actualizar el mes pasado su aplicación, Google las ha vuelto hoy a poner a la venta, aunque esta vez tendrán puesto única y exclusivamente el foco en el mercado corporativo.

Las nuevas Google Glass Enterprise son dueñas de un diseño muy similar al modelo original, si bien son más flexibles y su montura puede incluso doblarse para ser así más fáciles de transportar.

Su visor es también ligeramente más grande que el de la primera versión y dispone además de una mayor batería para realizar así retransmisiones en directo durante periodos más prolongados.

Para evitar problemas de privacidad, las nuevas Google Glass Enterprise incorporan asimismo un pequeño LED junto al objetivo que se encenderá cuando el usuario haga fotografías o filme vídeos (como ya sucede en dispositivos como las Spectacles de Snapchat).

Las nuevas lentes inteligentes de Google incluyen también mejoras en su módulo Bluetooth, integran un soporte mejorado para la señal de Wi-Fi, e incorporan un procesador de gama alta y una lente de mayor diámetro.

La Google Glass Enterprise aterrizarán en el mercado en dos versiones diferentes. La primera, de 1.500 euros, incluye un kit básico de aplicaciones. Y la segunda, con acceso al software completo desarrollado por las empresas asociadas a Google y con un año de actualizaciones, tiene un coste de 2.500 euros.

En España y Portugal la distribución de la Google Glass Enterprise estará a cargo de la empresa española Streye, una de las tres compañías europeas que acompañan al gigante de internet en su nueva aventura.

La compañía murciana, antaño conocida como Droiders, ya había participado en la versión anterior del dispositivo, siendo la primera a nivel mundial en crear una aplicación que permite leer a personas invidentes, una aplicación de realidad aumentada, una app para procedimientos quirúrgicos en la Universidad de Stanford y otra para usos bancarios.

Las renacidas Google Glass tendrán la mirada puesta en aplicaciones para el ramo de la salud, la logística, la manufactura y los seguros.

 

Las redes sociales, un "virus" que ha contagiado ya a una tercera parte del planetaAnteriorSigueinteBill Derrenger, tras su salida de Clear Channel: "Dejo un equipo increíble y estoy ilusionado por los nuevos retos"

Contenido patrocinado