líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La lucha de Google y Microsoft por el dominio de la IA

Google y Microsoft llenan las arcas y se pertrechan de munición para la guerra de la IA

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Pese al "hype" que aletea hoy por hoy en torno a la IA, tanto Microsoft como Google llenaron las arcas en el último trimestre apoyándose en sus respectivos negocios tradicionales.

Google y Microsoft se saben abocados a una auténtica guerra sin cuartel en el ámbito de la inteligencia artificial (IA) y en esa contienda utilizarán como munición los pingües beneficios que reportan a ambas empresas sus respectivos negocios (que a día de hoy florecen completamente al margen de la tecnología de moda).

Microsoft quiere asumir un rol de liderazgo en el terreno de la IA y quiere invertir a manos llenas en esta tecnología, tal y como anunció ayer Amy Hood, CFO de la empresa de Redmond, durante la presentación de los últimos resultados trimestrales de la compañía.

Por su parte, Sundar Pichai, CEO de Google, que levantaba también ayer el telón de sus resultados trimestrales, se ha comprometido a agasajar a los usuarios del gigante de internet con mejores resultados de búsqueda con la inestimable ayuda de la IA.

Desde que Microsoft forjara una alianza con OpenAI para integrar ChatGPT en Bing, la supremacía de Google en el sector de las búsquedas parece estar en peligro. O así lo pretende al menos Microsoft, cuyo CEO Satya Nadella se deshizo ayer en elogios a la IA, la tecnología que cambiará presumiblemente todo (para bien) en el seno de la empresa que lidera.

En Google contemplan, no obstante, con bastante más laxitud el eventual impacto de la IA en las búsquedas. Al fin y al cabo, enfatizó ayer Sundar Pichai, las búsquedas online han estado a merced de múltiples cambios en los últimos años. A la hora de aplicar la IA a las búsquedas Google se guiará por los deseos de sus usuarios y sus propios estándares de calidad, subrayó el CEO de la compañía de Mountain View. Pichai recordó además que la IA está imbricada ya en muchos de los servicios de la compañía. Y el uso de Bard, la respuesta de Google a ChatGPT, se expandirá gradualmente.

La IA es el futuro, pero tiene hoy por hoy un rol irrelevante en la facturación de Google y Microsoft

Pese al «hype» que aletea hoy por hoy en torno a la IA, lo cierto es que tanto Microsoft como Google llenaron las arcas en el último trimestre apoyándose en sus respectivos negocios tradicionales. Microsoft se benefició del auge en la demanda de software y servicios de «cloud» y Google siguió ganando dinero a manos llenas en el último trimestre, si bien en sus cuentas se hizo palpable el enfriamiento del mercado publicitario online.

La facturación de Google se contrajo ligeramente en el periodo comprendido entre enero y marzo de 2022. Las medidas de ahorro implementadas en los últimos meses por Google (que incluyen los despidos y la reducción del espacio dedicado a las oficinas físicas) han costado por lo pronto a Alphabet, la matriz de Google, la friolera de 2.600 millones de euros. Y es que el efecto de tales medidas de ahorro se dejará notar solo en meses ulteriores.

En el que es su principal núcleo de negocio, la publicidad en las búsquedas, los ingresos de Google pegaron un brinco del 1,8% hasta lo 40.360 millones de dólares. Peor le fue a YouTube, cuyos ingresos publicitarios cayeron de los 6.870 millones a los 6.690 millones de dólares. Es el tercer trimestre consecutivo en el que la facturación de YouTube emprende la cuesta hacia abajo. Sin embargo, Ruth Porat, CFO de Alpabhet, asegura que el negocio de YouTube se está estabilizando.

El negocio «cloud» de Alphabet logró, en cambio, incrementar sus ingresos de los 5.820 millones a los 7.450 millones de dólares. Además, esta división se convirtió en rentable por primera vez con unos beneficios operativos de 191 millones de dólares.

Gracias al crecimiento experimentado en su división «cloud», la facturación global de Alphabet aumentó un 2,6% hasta los 68.000 millones de dólares. Con esta cifra, la matriz de Google logró rebasar las expectativas iniciales de los analistas, que premiaron ayer a Alphabet con una subida de aproximadamente un 1,5% en los mercados bursátiles.

En el capítulo referido a los beneficios, Alphabet ganó en el primer trimestre de 2023 15.000 millones de dólares, un 8,4% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Por su parte, Microsoft logró aumentar sus ganancias en un 9% hasta los 18.300 millones de dólares. Y su facturación se incrementó un 7% hasta los 52.900 millones de dólares. A los excelentes resultados de la empresa de Redmond coadyuvó principalmente Azure, la división «cloud» de Microsoft, cuya facturación creció un 27% en el último trimestre.

Con sus últimos resultados trimestrales la empresa liderada por Satya Nadella batió las expectativas iniciales de los analistas, que espolearon ayer en un 8,5% el valor de los títulos de Microsoft en la bolsa.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

"Winclap es una compañía que transforma la manera en la que crecen otras compañías", G. OlmedoAnteriorSigueinteFindus presenta su nueva hamburguesa 100% vacuno

Contenido patrocinado