Digital

La Unión Europea llega a un acuerdo en la legislación sobre propiedad intelectual

Google News tendrá que pagar derechos de autor

Los motores de búsqueda de noticias tendrán que pagar derechos de autor a los editores para mostrar extractos de artículos en sus resultados de búsqueda.

google-news

Después de meses de fuertes disputas, por fin hay acuerdo en Estrasburgo: los motores de búsqueda de noticias, como Google News, tendrán que pagar a los editores para que muestren extractos de artículos en sus resultados de búsqueda.

Los negociadores de los estados de la Unión Europea y del Parlamento Europeo han alcanzado un acuerdo preliminar que los editores de prensa celebran. “Este es un buen día para la diversidad de opinión y de prensa en Europa y en el mundo”, han anunciado la Asociación Federal de Editores de Periódicos Alemanes y la Asociación de Editores de Revistas Alemanas. Además, la reforma permitiría “satisfacer las exigencias de las nuevas realidades y modelos de negocio de la era digital”, ha manifestado con alivio el negociador del Parlamento Axel Voss.

Sin embargo, nunca llueve a gusto de todos. La política europea Julia Reda advierte que “este acuerdo es un peligro para pequeños editores, autores y usuarios de Internet por igual”. Eco, la mayor asociación de la industria de Internet en Europa, teme que la reforma de la actual legislación sea “un obstáculo para la digitalización en Europa”.

El acuerdo aún debe ser ratificado por el Parlamento y los países de la UE en las próximas semanas. El trámite suele ser una mera formalidad, pero en un tema tan discutido cabría la posibilidad de que el acuerdo fracase. Si finalmente se aprueba, los estados miembros tendrán dos años para convertir las nuevas normas en legislación nacional.

ley-derechos-autor-ue

La reforma de los derechos de autor fue propuesta en 2016 por el entonces comisario de Economía y Sociedad Digitales, Günther Oettinger. Su objetivo es adaptar a la era digital la normativa sobre los derechos de autor, pero ha recibido críticas. Los grupos de presión advirtieron que la reforma podría implicar censura, el fin de Internet y el fin de la prensa independiente. Google y Wikipedia se han pronunciado públicamente en contra de algunas partes de la reforma.

El artículo 13, el más polémico, obligaría a los proveedores de servicios como YouTube a disponer de las medidas necesarias para evitar las infracciones de los derechos de autor. Eso implicaría que las obras protegidas tendrían que ser objeto de una licencia antes de aterrizar en las plataformas. Si no, no podrían ser cargadas.

Los críticos advierten que se necesitaría un filtro de carga, un software que permita a las plataformas comprobar si las imágenes, los vídeos o la música están protegidos por derechos de autor. Sin embargo, el filtro podría bloquear falsamente obras que entren de la categoría de sátira, parodia o cita. Como los memes, por ejemplo.

Quedarán excluidas del artículo 13 las empresas con una antigüedad inferior a tres años y con una cifra anual de negocios de menos de 10 millones de euros y menos de 5 millones de usuarios al mes. De esta manera se busca proteger a las pequeñas empresas y a las de nueva creación.

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

Yoigo

Podcast

Atres

Compartir