Digital

Google no es empresa para viejos

viejosGoogle, el gigante tecnológico, podría haberse metido en líos de nuevo. Esta vez se trata de una demanda que ha interpuesto un programador informático contra la empresa y la razón es su edad, 64 años. El hombre fue descartado del proceso de selección debido a su avanzada edad y por ello, ha decidido demandar a Google por discriminación.

Robert Heath considera la acción de la compañía como algo injusto ya que solo se tuvo en cuenta su edad y no su amplia experiencia laboral en el sector. Pero Heath ha decidido ir a por todas y pretende que los tribunales acepten una demanda colectiva en la que se engloba a todos los trabajadores de más de 40 años que no han sido admitidos en Google.

El demandante defiende que la edad media de los trabajadores en su sector es de 43 años y en Google es de 29 años, algo que considera discriminatorio. Si prospera esta demanda, Google volverá a los tribunales.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

EL OJO

Compartir