Digital

Google no se responsabiliza de los continuos dolores de cabeza que provocan sus Google Glass

153710_5884662w_1_principalTener dolor de cabeza después de utilizar durante horas un dispositivo electrónico podría considerarse algo normal, pero lo de las Google Glass parece que supera los límites de lo que podría considerarse habitual.

Según el optometrista de Google, Eri Peli, usar las gafas Google por primera vez puede producir el mismo dolor de cabeza que quien lleva gafas normales por primera vez, pero muchos usuarios no están de acuerdo con esa afirmación.

Un ejemplo es Chris Barrett de PRServe, uno de los primeros en probar del dispositivo. A los dos minutos de ponerse  las gafas comenzó a sufrir unos dolores de cabeza tan fuertes que tuvo que dejar de usar las gafas.

Ante estas afirmaciones, Google considera que no es el culpable de esos dolores y tampoco cree necesario lanzar una advertencia sobre ese inconveniente. Además, reitera que la finalidad de las gafas no es pasar horas y horas con ellas puestas. “Como señalamos en nuestro centro de asistencia, las gafas están diseñadas para micro- interacciones, no para la mirada fija en la pantalla, viendo maratones de cine la noche del viernes o ponerse a leer un libro”.

Te recomendamos
En otras webs

reportaje atresmedia

Atresmedia

back to mk

beon

Reportaje Manifiesto

Compartir