Digital

Los internautas se le echan encima a Google por su "burger emoji"

Google ofende a los "hamburgueseros" por colocar el queso debajo de la carne en un emoji

La red de redes está que trina y el motivo de su monumental enojo no es otro que el emoji de la hamburguesa de Google. Pero, ¿por qué ha desatado el emoticono de marras semejante cabreo entre los internautas? La respuesta a esta pregunta pasa por el emplazamiento en la hamburguesa de la loncha de queso, que aparece colocada directamente sobre la base del pan y debajo de la carne y del resto de ingredientes.

Se da la circunstancia que en los emojis de otras empresas (Apple, Facebook y Microsoft, por ejemplo) el queso aparece siempre sobre la carne, tal y como demandan los “hamburgueseros” más puristas.

El origen de la tempestad desatada en las últimas horas por el emoji de la hamburguesa de Google es un tuit del escritor y analista Thomas Baekdal, en el comparaba los emoticonos de la compañía de Mountain View y de su gran rival Apple, haciendo hincapié en el polémico emplazamiento del queso en el primero de los emojis.

Debido a lo calenturiento del debate generado en Twitter por el emoji de la hamburguesa de Google, el CEO de la compañía, Sundar Pichai, ha asegurado (echando mano de un envidiable sentido del humor) que el gigante de internet tomará medidas para solucionar el problema de inmediato.

El debate en torno a la ubicación del queso en los emojis de hamburguesas, que ha salpicado de lleno a Google, ha prendido también la mecha de otros debates (también muy “sesudos”) sobre el orden de los ingredientes en una hamburguesa 100% ortodoxa.

A Apple le están echando en cara, por ejemplo, que en las hamburguesas la lechuga no se pone abajo del todo. Y a Facebook los internautas le están criticando por su cicatería en lo referente a las semillas de sésamo emplazadas en el emoji de hamburguesa utilizado en Messenger.

Está claro que el debate “hamburguesero” está servido (y muy caldeado) en internet.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir